Los cereales han tenido un comportamiento diverso du­rante el pasado mes de diciembre, con una primera mitad de mes ba­jista y una segunda claramente alcista. Ello ha hecho que las cotizaciones poco hayan variado en el conjunto del mes. Caso aparte ha sido la harina de soja, con un fulmi­nante encarecimiento de casi el +13% durante el mes, o el aceite de palma, con otro +9%. Ha salido más oferta de trigo y cebada nacionales al mercado antes de las na­vidades, pero la recuperación posterior de los precios ha ido acompañada de una retirada de la oferta y puntuales compras de una demanda que necesitaba cubrir parte de lo inmediato. A destacar que Rusia ha impuesto un aran­cel de 25€/tn sobre sus exportaciones de trigo, que además estarán limitadas a un cupo máximo desde el 15 de febrero al 30 de junio. Mientras, los déficits hídricos en América del Sur siguen presionando al alza sobre los precios internacionales de la soja y el maíz, a las que les queda por delante la incógnita de la demanda china, sor­prendentemente fuerte hasta noviembre y retirada de EE.UU. en diciembre.

Fuente: Interporc

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.