El precio actual del cerdo en Rusia es de 99 Rublos/Kilogramo (1,37$/kg), incluido el 10% de IVA. Esto supera los más de 90 Rublos de la pasada semana. Muy poco cambio respecto a la oferta y la demanda, que apenas afectó al precio. El aumento coincide con una caída significativa en el valor del Rublo del 14% en una semana, por su vinculación respecto al precio del petróleo.

Rusia, en realidad, tiene un mercado porcino abierto muy pequeño. Rusia está dominada por grandes productores totalmente integrados con producción y sacrificios. Los cerdos vendidos al peso en el “mercado abierto” están limitados como porcentaje de los cerdos sacrificados cada semana.

Algunos productores importantes continúan construyendo y almacenando nuevas granjas que harán aumentar la oferta. Parte del aumento será compensado por las granjas ineficientes que quebrarán debido a los altos costes de producción. La perspectiva a medio y largo plazo es una mayor producción y reducción en el precio de venta. Si Rusia se convierte en un exportador neto, es razonable esperar que los precios a largo plazo se alineen con Estados Unidos, Canadá y Brasil.

La Asociación de Productores de Cerdos Rusos recomienda a los productores que utilicen un precio de venta de 75 Rublos/Kilograma para los presupuestos de este año.

Desde 2006, la industria porcina rusa ha experimentado un desarrollo masivo. El consumo de carne de cerdo ha aumentado, esto se debe a la creciente economía y a las personas con mayores ingresos que pueden comprar más carne. A pesar de este aumento en el consumo total, la industria porcina supone un mínimo aumento en el porcentaje total de carne consumida. Inapreciable en comparación con las de carne aviar, las cuales casi se han cuadruplicado en términos porcentuales.

Entonces, en un mercado donde el consumo de carne está aumentando, ¿por qué la carne de cerdo no aumenta su participación en mayor medida del mercado?.

Durante los últimos 30 años, la industria ha tratado de hacer que el cerdo sea más y más delgado, centrándose principalmente en el rasgo económico importante, lo que ha provocado que el cerdo se vuelva más pálido, más delgado y reduzca su sabor, po lo que se acaba pareciéndose a la carne de pollo, pero más cara.

Hace algún tiempo, en los EE.UU., realizaron una de las campañas publicitarias más catastróficas de todos los tiempos: “Cerdo: la otra carne blanca”. Lo cual en 30 años no ha lograda nada en términos de un mayor porcentaje de carne de cerdo en la dieta. Al mismo tiempo, el pollo ha aumentado casi 4 veces, del 10% al 40%.

Si nos fijamos en la guerra Cero vs Pollo, los cortes magros y más gordos de ambos son muy similares en términos de grasa. ¿Quizás es un problema de marketing o un problema de marketing malo para la carne de cerdo?.

¿Hay algo que podamos hacer para aumentar el consumo de carne de cerdo? Bueno, seguro que hacer lo que se ha hecho durante los últimos 30 años no ha funcionado. ¿Quizás sea el momento para al menos intentar otra cosa?.

Tal vez hacer que el cerdo sepa mejor podría funcionar. Puede que no, pero valdría la pena intentarlo.

En Rusia, el corte de carne de cerdo más caro es el más gordo: el lomo. El más delgado, el jamón, se vende a un precio más bajo por kilogramo que la grasa. No hace falta ser un genio para averiguar por qué. El lomo es más gordo, pero el jamón está seco y sin sabor.

Rusia tiene un Estándar Nacional de Clasificación (GOST) que clasifica a los cerdos en función del peso y la grasa del matadero. ¡Este estándar no ha cambiado desde 1976 (44 años)!.

Hace 44 años en el Reino Unido, los carne de cerdo vendida para carne fresca tenían un peso vivo de 55-65kg en el momento del sacrificio. Mientras que los cerdos con más grasa tenían un peso vivo de 80-90kg. Hoy en el Reino Unido, los pesos promedio de sacrificio están en el rango de 110-125kg.

En 2005, en Rusia el peso promedio de sacrificio era de solo 105kg.

Sabemos que la población mundial está aumentando y necesitará más alimentos. Sabemos que las economías en general crecerán, lo que significa que los consumidores tienen mayor poder adquisitivo para gastar en alimentos. Sabemos que la producción de carne de cerdo magra y sin color no ha aumentado el porcentaje de carne de cerdo en las dietas. Sabemos que muchas industrias no pudieron cambiar y han abandonado.

Las tiendas minoristas están desapareciendo a medida que aumentan las compras online.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.