Entre hoy 25 de marzo y el 29 de abril los profesionales del sector de la carne de cerdo podrán solicitar ayudas al almacenamiento privado, después de que la Comisión Europea decidiera el pasado 23 de marzo activar el mecanismo, en el marco de las medidas de emergencia adoptadas debido a la fuerte ralentización de las ventas a China, la creciente propagación de la Peste Porcina Africana, el impacto aún de la pandemia y la guerra de Ucrania, lo que está provocando un gran desequilibrio en el mercado.

La carne acogida al mismo deberá permanecer almacenada en períodos de 60, 90, 120 o 150 días, según publicaron en el día de ayer en el Diario Oficial de la Unión Europea. Cada solicitud abarcará una cantidad mínima de 10 toneladas de productos deshuesados y 15tn de otros productos. El reglamento de ejecución publicado detalla 7 categorías de productos del cerdo a almacenar y establece los importes en función de la categoría a la que pertenezca y el período de tiempo para el que se solicite dicho almacenamiento.

RECHAZO

Alemania, España y Polonia, expresaron recientemente su escepticismo sobre los planes de Bruselas, opinando que una intervención en el mercado en este momento ya no es conveniente; los países se refirieron a la reciente recuperación del mercado, con un aumento récord en los precios de la carne de cerdo durante 6 semanas.

Para ayudar a los productores de cerdos a salir de la zona de pérdidas, no lo tienen como el instrumento adecuado. Es importante que las medidas a tomar generen ahorros de costes directos para los productores y no se queden estancadas en algún lugar de la industria anterior o posterior.

Para la Asociación de Productores de Ganado Porcino (ANPROGAPOR) se trata de una medida de difícil justificación, teniendo en cuenta la evolución alcista de las cotizaciones en las últimas semanas, con subidas exponenciales, y sin que pueda esperarse un cambio de tendencia a corto plazo.

Ven la medida como un agravio en un momento de enormes dificultades para un sector que no cuenta con ninguna ayuda de la Administración y que tiene que hacer frente al altísimo coste de la energía que el Gobierno no es capaz de resolver, como tampoco de solucionar la huelga de transportes, cuyo seguimiento está paralizando la actividad de las empresas. Consideran que habría tenido más sentido hace unos meses, cuando la situación de precios en el sector era crítica, y estiman que a los precios actuales no tendrá impacto.

Descargar (PDF, 403KB)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.