El presidente de la Asociación de Defensa Sanitaria del Porcino de Lorca (Adespolorca), Francisco Román, ha asegurado que adaptar las 1.500 granjas de porcino del municipio al nuevo Real Decreto del Gobierno que refuerza los requisitos de las exploraciones en sanidad, medio ambiente y bienestar animal tendrá “un gran impacto económico” para el sector.

Adespolorca, que aglutina a 500 ganaderos, ha manifestado que adaptarse al decreto “afectará claramente en tema económico”, ya que supondrá un importante desembolso para adaptar cada explotación a esos nuevos estándares, que en una primera estimación, sería de unos 60.000€ de media por granja.
Román no ha podido, sin embargo, precisar el coste justo que esa adaptación tendría en cada granja “porque cada explotación es distinta” pero ha señalado que todas las de nueva creación ya incorporan todas las medidas de la nueva normativa, mientras que el resto lleva meses adaptándose en previsión de los cambios, que ya habían sido anunciados por las autoridades.

“Llevábamos un año trabajando sobre ésto” ha explicado Román, que ha señalado que los mayores esfuerzos logísticos y de presupuesto se están realizando para adaptar las granjas a los nuevos requerimientos en materia de bioseguridad y de bienestar animal.

Este último aspecto obliga a que los animales dispongan de más espacio en las granjas, por lo que en en algunos casos las explotaciones han tenido que ser ampliadas para albergar el mismo número de cabezas, ha relatado.

“Todos estamos haciendo los deberes”, ha señalado el presidente de Adespolorca, que confía que en unos meses estén resueltos “los flecos” pendientes para completar la adaptación al decreto aprobado esta semana por el Consejo de Ministros.

Contempla que cada granja debe tener un plan de gestión ambiental individualizado y mecanismos para la gestión de estiércoles y la emisión de gases contaminantes.

Los costes derivados de la puesta en marcha de las medidas correctivas incidirán en la rentabilidad del sector, ha afirmado Román que ha afirmado que “venimos de años en los que casi todos los ganaderos tienen algún tipo de hipoteca y hace tiempo que ya estábamos al límite”.

Sin embargo, ha reconocido que en los últimos meses el sector ha vivido un momento expansivo, “que nos había permitido desahogarnos” aunque ahora “nos ha venido esto encima” y los porcinocultores se enfrentarán a “hacer nuevas mejoras en las granjas”, algo que según Román han incorporado ya a sus rutinas.

Lorca es la capital del porcino en la Región de Murcia, en la que se ubica casi la mitad de las explotaciones regionales de esta especie, con un censo aproximado de 50.000 reproductoras y 676.200 plazas de animales de cebo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.