Mejor en cantidad que en precio

La salida del verano comporta siempre una revisión de los flujos comerciales en la carne, tanto porque el cerdo baja sus precios y lleva también a la baja a la carne como porque aflojan las ventas de piezas de consumo típico veraniego y todavía no toman el relevo las ventas para los consumos de invierno.

Pese a ello, el problema no ha sido tanto de volumen de ventas de carne, que ha sido bastante correcto, como de precios, que se han visto presionados a la baja.

En España, los precios se han mantenido más o menos estabilizados durante buena parte del mes, ayudando a recuperar un tanto el margen del matadero, que ha sufrido más por sus resultados en la exportación: en el comercio intracomunitario, los precios han bajado conforme el cerdo cedía en Alemania y el jamón hacía lo mismo en Italia, mientras que la demanda china parecía que, al empezar el mes, levantaba cabeza, al menos en los subproductos típicos de este país, pero conforme avanzaba el mes este comercio volvía a perder fuelle.

En el resto de la UE, descensos generalizados en Alemania y, con alguna excepción, también en Francia, mientras que Italia ha mantenido una mayor estabilidad gracias la disciplina de reducción de la matanza mantenida por los mataderos.

Sin embargo, los problemas han llegado tras la confirmación del foco de peste en Bélgica, que ha provocado una sobreoferta de carne belga muy barata en el norte de la UE, fruto del aumento de la oferta interior por los cierres de sus principales mercados de la exportación (China, Japón, Corea) y por la penalización que ha recaído sobre todo el origen belga.

Esta oferta adicional de carne barata, que no puede ir a la exportación, presiona sobre los precios y, sobre todo, complica la fluidez del mercado de la carne dentro de la UE.

Pese a todo, hacia final es de mes se observaba una nueva mejoría de las ventas, probablemente porque el comercio ha empezado con sus preparativos de compras para la campaña navideña, aunque la absorción del excedente belga va a necesitar todavía un tiempo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.