En el mercado de los cereales ha habido correcciones a la baja en diciembre, aunque los precios sigue en un nivel muy ele­vado. La operativa se ha concentrado en la 1ª mitad de mes y después los festivos han llevado la actividad co­mercial a sus mínimos anuales, como siempre acostum­bra a suceder en navidades. El transporte sigue siendo un problema, pero el fabricante, una vez cubiertas sus ne­cesidades más inmediatas, se ha retirado de la compra, esperando ver si en enero hay nuevos descensos. En cualquier caso, lo que está claro es que el coste de producción, que se ha ido moviendo al alza desde la salida del verano, pero cuyo efecto se ha visto amortiguado por las cober­turas que había, va a dar un claro salto al alza al empezar el nuevo año. Además, la harina de soja, que hasta ahora se mantenía contenida en precios, se ha disparado en di­ciembre (+10%).

Fuente: Interpor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.