El pasado día 25 de enero marcó el inicio del Año de la Rata y, con él, se pone en marcha el mayor movimiento humano anual en el mundo: miles de personas viajan a casa para celebrar el Año Nuevo Lunar, especialmente desde y hacia países de Asia. De esta forma, aumenta el riesgo de que los viajeros propaguen enfermedades infecciosas como la peste porcina africana (PPA) o incluso el recién identificado 2019novel-Coronavirus, lo que supone una gran amenaza a escala mundial para la población, tanto animal como humana.

La PPA afecta a cerdos domésticos y silvestres, y desde 2018 ha causado consecuencias perjudiciales en diferentes niveles de la sociedad en más de 50 países del África subsahariana, Asia y Europa. Pese a que la PPA no representa ningún peligro para la salud humana, plantea una importante amenaza para la sanidad y el bienestar de los cerdos y, por lo tanto, para los sistemas de producción porcina. Teniendo en cuenta que los cerdos se han convertido en una fuente esencial de proteína animal en una población humana cada vez más numerosa, la PPA no sólo repercute en los medios de subsistencia de los pequeños y grandes productores de cerdos, sino que también amenaza la seguridad alimentaria mundial. Hasta la fecha se han registrado más de 6 millones de pérdidas de animales en Asia y el Pacífico, la mayor región productora de cerdo del mundo.

Dado que todavía no existe ninguna vacuna o tratamiento eficaz contra la PPA, la prevención sigue siendo fundamental para frenar su propagación. Es importante que los actores clave en la transmisión de la enfermedad conozcan su función en el campo de la prevención, ya que la falta de cuidado constituye uno de los principales factores de transmisión. Sabiendo que la enfermedad puede viajar de un país a otro a través de personas que transportan cerdos infectados, ropa o productos de cerdo contaminados, una comunicación eficaz sobre los riesgos constituye un elemento primordial de la respuesta mundial ante esta enfermedad. Independientemente de su situación, los países deben estar preparados y deben informar a las partes interesadas sobre las medidas de prevención necesarias, sobre todo en periodos de mayor movimiento de personas.

En el marco de la campaña de sensibilización “La PPA mata a los cerdos”, la OIE lanza hoy nuevas herramientas de comunicación para sensibilizar a los viajeros y reforzar los mensajes difundidos: un vídeo para los viajeros, un anuncio y mensajes clave específicos. Además, también están disponibles otras herramientas de comunicación dirigidas a los viajeros relativas al riesgo de propagación de la PPA y de todo lo que se puede hacer para evitarla. Las herramientas incluyen un póster, un folleto, una animación corta y un video de información general.

Tomando en consideración la complejidad de la enfermedad y la necesidad de una colaboración transdisciplinaria, la OIE ha trabajado de manera mancomunada con la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) para comunicar los riesgos a los pasajeros. Se ha elaborado una guía de campaña para ayudar al personal aeroportuario a implementar la campaña de sensibilización de la OIE.

En el marco de las celebraciones del Año Nuevo Lunar, la OIE solicita a las autoridades de transporte que permanezcan atentas y, sobre todo, que las personas que viajen eviten transportar cerdos o llevar productos porcinos o, en caso de hacerlo, declararlos apropiadamente. Además de disfrutar del viaje, es posible proteger a los cerdos sanos y los medios locales de subsistencia frente a la PPA.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.