Aragón ha impulsado la creación del primer Clúster nacional del Porcino, un foro que pretende servir para afrontar los retos del sector de la mano de la administración y las empresas, que pasan por incorporar la innovación y las nuevas tecnologías que permitan seguir creciendo a estas compañías

Así lo han explicado el presidente de Aragón, Javier Lambán, el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno autonómico, Joaquín Olona, y el portavoz del clúster, Enrique Bascuas, tras mantener un encuentro con los representantes del sector, celebrado en el edificio Pignatelli en Zaragoza, que supone el “pistoletazo de salida” para este nuevo clúster.

En declaraciones a los medios de comunicación, Lambán ha resaltado que es la primera vez que la administración y el sector “encuentran un espacio institucional de colaboración”, algo que tradicionalmente no ha ocurrido porque el porcino “es un sector que desde el punto de vista económico es autosuficiente, muy independiente de la administración en materia de subvenciones”, ha observado el presidente.

No obstante, el porcino tiene un peso específico importante en la economía española y supone en Aragón el 3,5 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) y unos 11.000 empleos. “Es un sector con unas posibilidades inmensas de crecimiento, de exportación, un sector comprometido ya con la innovación” y que tiene problemas y desafíos desde el punto de vista medioambiental, como la gestión de los purines, “que hay que afrontar de manera conjunta”.

Por ello, este viernes se ha firmado el compromiso para constituir “de manera inmediata” este Clúster nacional del Porcino, “el primero que se constituye en España y con una clarísima vocación de innovación”, ha remarcado Lambán.

El presidente ha apuntado que el próximo año se pondrá en marcha en Ejea de los Caballeros una incubadora de empresas de alta tecnología del sector del porcino y otros proyectos se van a implantar en la Comunidad, lo que podría conllevar que se duplique el número de empleos en este sector en los próximos años.

PURINES

En cuanto al problema con los purines, Javier Lambán ha asegurado que el Gobierno autonómico “es sensible” a esta problemática y el consejero Joaquín Olona “viene trabajando desde hace meses con el sector en la elaboración de un decreto que solucione el problema de los purines, gestionándolos adecuadamente para evitar cualquier tipo de problema medioambiental” y para convertirlos “en una fuente de ayuda a la actividad agraria”, en fertilizantes.

En este punto, Olona ha señalado que ese decreto “está próximo a salir” –previsiblemente se aprobará en diciembre–, tras un periodo de “larga gestación” en el que se ha consensuado el texto con todos los agentes implicados. Para el consejero, “el problema de los purines es también un reto y una oportunidad”.

El decreto debe ofrecer y regular la solución al uso de los purines como fertilizante y debe contribuir a la lucha contra el cambio climático, enmarcado en el objetivo de la Agenda 2030. Permitirá que el titular de la explotación gestione el purín de acuerdo con los centros gestores de este residuo, facilitando la recogida controlada y sistemática y su aplicación como fertilizante agrícola, tomando como referencia el trabajo que vienen realizando desde hace tiempo en algunas zonas de las Cinco Villas. El nuevo decreto garantizará la gestión sostenible de los purines y solventar el problema que representa para las zonas turísticas, de modo que se concilien intereses.

Paralelamente, desde el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA) se están coordinando varios proyectos de investigación que tienen como objetivo contribuir al desarrollo de nuevas estrategias de reducción de emisiones de amoniaco en la aplicación al campo de purines y digerido como fertilizantes. En este proyecto se está estudiando una reducción entre el 50 y el 90 por ciento de las emisiones de amoníaco con goteo enterrado.

El presidente aragonés ha continuado resaltando que “pocas actividades, o ninguna, combaten tan eficazmente la despoblación y ofrecen tantas oportunidades de empleo en el territorio como la agroalimentación y el sector porcino”.

En su opinión, uno de los retos del sector en la Comunidad es la transformación cárnica y mejorar la exportación, si bien ha admitido que “eso ellos lo están haciendo muy bien” y el Ejecutivo aragonés colaborará con el sector al que “hay que empezar a mirar con respeto” y romper con los estereotipos que existen sobre la ganadería extensiva. A quienes critican al sector ha recordado tajante que “un jamón no sale de los árboles ni de la tierra, sale de un animal que se llama cerdo”.

SEGUIR CRECIENDO

Por su parte, el portavoz del clúster, el director de la empresa Ars Alendi, Enrique Bascuas, ha resumido que forman parte de este nuevo organismo “todas las empresas representativas de España” y ya se han adherido las más importantes de Aragón, Cataluña, Navarra y Soria.

Ha detallado que en Aragón se producen 13 millones de cerdos al año, hay medio millón de cerdas reproductoras y la región representa el 25 por ciento de la producción nacional. Se comercializan 1.353.000 de toneladas de carne de porcino, suponiendo un valor de 1.624 millones de euros.

El portavoz ha resaltado que esta Comunidad “tiene una serie de cualidades para poder seguir creciendo en la producción de porcino”, entre las que ha mencionado la “gran cantidad de superficie muy poco poblada, con capacidad de crecer en porcino y de ser sostenibles medioambientalmente y en bienestar animal”, por lo que se dan “todas las condiciones para que en próximos años Aragón pueda seguir creciendo” en este sector.

Ha estimado que los retos de la producción porcina son la formación del personal, los desafíos sanitarios y el bienestar animal, en los que este clúster trabajará, aunque “la prioridad es el I+D, la innovación y las nuevas tecnologías”.

Sobre el futuro decreto de purines, Bascuas ha manifestado que “ya se está cumpliendo de forma taxativa”, asegurando que “la mejor forma de eliminar el purin es usarlo como abono, como fertilizante agrícola”.

Actualmente tienen previsiones del sector del porcino en Aragón de invertir alrededor de 500 millones de euros y la creación de 5.000 nuevos puestos de trabajo. Muchas de estas inversiones ya están en marcha y afectan a las tres provincias aragonesas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.