Asaja Sevilla y Asici concuerdan en que la actual Norma del Ibérico es mejorable y debe ajustarse a la realidad del campo

El pasado jueves tuvo lugar la XXXIV Jornada Ganadera, Forestal y de la Dehesa que Asaja-Sevilla ha celebrado en El Pedroso ante 200 ganaderos con la colaboración especial de la Diputación Provincial de Sevilla en el marco de la campaña ‘Impulso, promoción y creación de empleo en el sector agroalimentario de la provincia de Sevilla’ y con el apoyo de la Fundación Caja Rural del Sur, Fertiprado y Asegasa.

El encuentro, que fue inaugurado por el teniente alcalde de El Pedroso, Sergio Vela; el director del Parque Natural de la Sierra Norte, Pedro Mendoza, y el presidente de Asaja-Sevilla, Ricardo Serra, se ha abordado además el estado actual de la reforma de la PAC y su incidencia en la ganadería, la situación de ‘la seca’ de encinas y alcornoques, el mercado del corcho, las ayudas forestales, la mejora de las pratenses en la dehesa y la situación del sector del porcino ibérico.

Una Norma de Calidad del Ibérico real

En el estuvieron presentes el presidente de la sectorial del ibérico de Asaja Nacional y el vicepresidente de Asici, José María Molina, quien ha expuesto la positiva evolución del sector en los últimos cuatro años en los que al amparo de la Norma de Calidad del ibérico se han recuperado los precios y se ha ganado la confianza del consumidor que desde la implantación del sistema de precintos cuenta con un sistema de identificación de jamones y paletas mucho más fiable y más sencillo, y ha abogado por extender este sistema u otro similar a los lomos, los loncheados y la carne fresca.

Molina ha abierto el debate de la renovación de la norma del ibérico, que tras cuatro años de andadura «ha quedado de manifiesto que se trata de un texto que es mejorable y que en algunos aspectos debe ajustarse a la realidad del campo, a sus prácticas culturales y de manejo», por lo que tanto «en el seno de Asaja como en el de la Interprofesional» se han iniciado los debates para analizar cuáles son los aspectos que deben mejorarse.

Sobre este asunto, el presidente de Asaja-Sevilla, Ricardo Serra, ha anunciado que a la vuelta del verano se reuniría el grupo de trabajo del ibérico de Asaja-Sevilla para trasladar a la sectorial nacional de Asaja los aspectos que a juicio de los ganaderos sevillanos deben mejorarse en la citada norma.

Por último, José María Molina ha tranquilizado a los ganaderos al informarles del acuerdo publicado esta semana que ofrece salida a aquellas explotaciones que hayan sufrido el cierre de su entidad certificadora. En estos casos, los ganaderos contarán con 30 días para buscar una nueva certificadora, y en ese periodo, sus productos certificados siguen teniendo validez.

La orden de prevención de incendios en las dehesas

El secretario general de Asaja-Sevilla, Eduardo Martín, ha anunciado que la organización agraria ha elevado una queja formal a la Comisión Europea ante el malestar generado en el sector ganadero y forestal por la «tardía, enrevesada y decepcionante» orden de prevención de incendios de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

En dicha queja «se denuncian las barreras y los obstáculos que la Consejería de Medio Ambiente incluye en esta orden y que impiden que el sector privado en general» y el de «la dehesa en particular» puedan acceder a estas «ayudas públicas cofinanciadas por la Unión Europea para prevenir los incendios en el monte y en la dehesa de Andalucía», según un comunicado de Asaja-Sevilla.

La orden de ayudas a la prevención de incendios, que llevaba seis años sin convocarse, cuenta con un presupuesto de 14,5 millones de euros y es una de las ayudas básicas con las que hasta ahora contaban los propietarios de monte y de dehesa para realizar cortafuegos y otras medidas básicas para prevenir los incendios forestales y evitar su propagación.

Esta línea de ayudas, cuya convocatoria se ha abierto el pasado 11 de julio, establece una serie de «requisitos de difícil o imposible aplicación» para el sector privado y especialmente para la dehesa, puesto que la orden impide la ejecución de las actuaciones con medios propios, lo que obliga a contratar a una empresa externa pese a que la explotación que solicite la ayuda cuente con maquinaria y personal capacitado para la ejecución de este tipo de trabajos.

En el caso en que se solicite la medida de ‘pastoreo controlado’, esta no podrá hacerse con el ganado de la explotación, sino que habrá que introducir ganado procedente de otra. Además, en el caso de las ayudas a los cortafuegos, se descuenta la superficie de estos de la superficie a considerar para activar el pago básico de la Política Agrícola Común (PAC) y, por último, la orden obliga al titular de la explotación a presentar, junto a la solicitud de la ayuda, una memoria elaborada por un gabinete técnico competente en la materia como requisito previo a la solicitud.

Tal y como ha aclarado el secretario general de Asaja-Sevilla, después de seis años esperando, los agricultores y ganaderos se encuentran ante una normativa «mucho más compleja», que les impide usar medios propios, que tiene unos costes previos –derivados de la obligación de presentar una memoria técnica– «claramente desincentivadores», y que se solapa con las ayudas de la PAC perjudicando a las explotaciones ganaderas que perciben el pago básico, «todo un desastre que parece orquestado para que sólo soliciten las ayudas las entidades públicas».

La jornada ha contado también con una mesa moderada por el responsable técnico de Ganadería de Asaja-Sevilla, José Manuel Roca, en la que se analizaron diversos aspectos para mejorar el estado sanitario de las dehesas, su biodiversidad y su capacidad productiva en la que intervinieron la investigadora del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla (Irnas-CSIC), María Socorro Serrano; el coordinador de la Dirección General de Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos de la Consejería de Medio Ambiente, Rafael Cadenas de Llano; el técnico responsable del Servicio el Alcornocal y el Corcho (SACA) de la Agencia de Medio Ambiente de Andalucía, Luis Cordero, y los representantes de Fertiprado, empresa de semillas e implantación y mejora de praderas, José Freire y Francisco José Ortiz.

Por último, el coordinador de los Servicios Técnicos de Asaja-Sevilla, Antonio Caro, ha expuesto las propuestas legislativas de la Comisión Europea de cara a la nueva PAC, el calendario comunitario y el estado actual de las negociaciones a tres bandas que se han iniciado tras su presentación oficial.

Fuente: Europa press


Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.