Aumento de las pérdidas y deuda de los grandes productores porcinos en China

Los mayores productores de cerdos en China, país consumidor de la mitad de la carne de cerdo del mundo, parecen haber mordido más de lo que pueden masticar.

Las grandes empresas se han abierto camino en el sector porcino y lo están modernizando rápidamente, pero han ampliado los censos de cerdos de manera tan agresiva que, con la demanda ahora en desaceleración, los precios de sus cerdos están cayendo, las pérdidas aumentan y la deuda está aumentando.

Se esperan más pérdidas enormes el próximo año, lo que presionará a las empresas porcinas de China para que reduzcan sus censos reproductores y vendan las granjas, muchas de las cuales están vacías.

Por ahora, sin embargo, están atrincherándose, con la esperanza de esperar a que pase la desaceleración del mercado y cosechar una bonanza cuando los precios finalmente se recuperen. Y eso está aumentando los riesgos, no sólo para ellos mismos sino también para sus proveedores extranjeros de piensos, las empresas de genética y el atribulado comercio mundial de carne de cerdo.

«Todo se reduce a cuán profundos son los bolsillos de estas empresas», dijo Lyle Jones, director de ventas en China de Genesus, con sede en EE.UU., que suministra cerdos reproductores a los principales productores.

La cría de cerdos, al igual que otros sectores chinos, desde la construcción de viviendas hasta los vehículos eléctricos, ha priorizado en los últimos años el crecimiento y la participación de mercado sobre las ganancias, creando un superávit que ha hecho bajar los precios de los cerdos y ahora está desplazando las importaciones.

Los precios al contado del cerdo en China han promediado este año muy por debajo incluso de los costos de los productores más eficientes, por primera vez en casi una década, y sólo en los últimos 3 meses han caído un 15% a 14,5¥/kg.

Los futuros de cerdos vivos más activos en la Bolsa de Productos Básicos de Dalian han caído un 7,3% desde principios de la semana pasada a 13.910¥/tn, el nivel más bajo desde que comenzaron a negociarse hace casi 3 años.

La corriente descendente ha desafiado tanto los esfuerzos estatales por apuntalar los precios con compras simbólicas para las reservas oficiales de carne de cerdo, como el inicio de la temporada alta de invierno para el consumo de carne de cerdo.

Esto está exprimiendo a varios grandes productores en la industria la ingente cantidad de 200.000 millones de dólares al año, y solo los 10 principales productores registraron un aumento del 13% en la deuda neta este año a finales de septiembre, según los medios estatales.

New Hope Liuhe, el 3º mayor productor de China y el 5º del mundo, vendió granjas el año pasado y en julio dijo a los inversores que quería vender más, al tiempo que atraía inversores estratégicos para sus unidades avícolas y de alimentos.

La compañía ha logrado «algunos avances» en esos frentes, dijo a los inversores el viernes, pero no dio detalles. También dijo que una emisión de acciones privadas por 7.350 millones de yuanes anunciada el 30 de noviembre le ayudaría a pagar los préstamos y controlar la deuda.

Otros principales productores Tech-Bank y Fujian Aonong han estado vendiendo participaciones en ellos mismos o en filiales para recaudar efectivo, mientras que la relación deuda-capital de Aonong alcanzó un considerable 8,26% en el 3º trimestre.

Ampliación de deuda

Jiangxi Zhengbang Technology, que se convirtió en el 2º mayor productor de China después de una rápida expansión, se vio obligada a una reestructuración el año pasado a pesar del apoyo de las empresas administradas por el gobierno local.

Además, con los niveles de deuda aumentando en toda la economía china, los bancos y los gobiernos locales se han vuelto menos dispuestos o capaces de ofrecer apoyo.

«Durante los últimos dos años, los bancos pudieron prestarles mucho dinero, por lo que estas empresas se expandieron muy rápidamente», dijo un analista de una firma de investigación de acciones. Pero ahora, sobre todo teniendo en cuenta los altos niveles de endeudamiento de las empresas, el analista afirma que «para estas empresas es difícil pedir dinero prestado a los bancos en estos momentos».

Los analistas dicen que los actores más importantes, el líder de la industria Muyuan Foods Co, un productor de bajo costo y uno de los pocos que genera flujo de caja, y el número 2, Wens Foodstuff Group Co que ha reducido costos significativamente, pueden estar bien posicionados para el momento actual del mercado.

Pero los desafíos aumentan a medida que China produce volúmenes récord de carne de cerdo, en parte un legado del estímulo dirigido desde el Gobierno, que teme la volatilidad de los precios de los alimentos e instó a una importante expansión de los censos de reproductoras tras los brotes de Peste Porcina Africana (PPA) que se producen desde la década de 2010, los cuales han obligado a sacrificar la mitad de los cerdos del país. .

Solo Muyuan ha triplicado con creces su censo de reproductoras desde 2018, persiguiendo participación de mercado junto con otras grandes empresas que cotizan en bolsa, y ahora tiene 3 veces más cerdas que WH Group, propietario del principal productor estadounidense Smithfield Foods.

Los analistas de Hua’an Securities pronosticaron que la producción porcina aumentaría un 10% en el 1º semestre de 2024. Esto sigue a un aumento del 17% en los primeros 9 meses de este año para los 15 grandes productores que cotizan en el mercado de China.

Para empeorar las cosas, el consumo de carne de cerdo en China se ha visto afectado tanto por la desaceleración del crecimiento económico como por el cambio en las preferencias del consumidor, a medida que consumidores más preocupados por su salud (especialmente los jóvenes y los habitantes de las ciudades) cambian a otros tipos de proteína animal.

También influyen los costos de combatir las enfermedades animales, que han aumentado sustancialmente. La PPA es endémica en el país asiático y una amenaza constante para todas las granjas.

El Ministerio de Agricultura de China advirtió sobre pérdidas más importantes para el sector a principios de 2024 que hace un año e instó a los productores porcinos a recortar la producción.

Si bien, los grandes productores han recortado el gasto en nuevos equipos y tomado otras medidas de reducción de costos, la mayoría sigue siendo reacia a deshacerse de granjas inactivas y reducir los censos.

«Las empresas líderes se expandieron agresivamente en 2020/21, el gasto de capital fue enorme y no están dispuestas a reducir la capacidad, incluso con el débil precio actual», dijo Flora Zhu, directora de Investigación Corporativa de China de Fitch Ratings.


Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.