Culture Viande, organización empresarial cárnica francesa, informa de los avances que está viviendo la consecución de un decreto que obligue a indicar el origen de la carne utilizada en los platos preparados que contengan carne. Según han comunicado, Francia ha dado a conocer a la Comisión Europea su intención de publicar próximamente un decreto con el que se obligaría a indicar de dónde procede la carne que se está utilizando. Lo mismo ocurriría con la leche de los productos lácteos.

La Comisión deberá responder a este respecto antes del próximo 17 de mayo y si se recibe el visto bueno comunitario sería el Consejo de Estado el que debería aprobarlo definitivamente. Ante esto, Culture Viande espera que pueda estar en marcha antes del mes de julio.

Según la petición francesa, el 90% de los consumidores quiere saber de dónde procede la carne con la que se han elaborado este tipo de platos preparados.

Para Culture Viande, la petición francesa es la punta de lanza en una solicitud que podría ampliarse al resto de la UE y que puede llevarse a cabo, según estiman, por los avances tecnológicos.

En el etiquetado, según la propuesta francesa, habría que indicar el país de nacimiento, de engorde y de sacrificio de los animales. Si todo el proceso se ha realizado en un único país solamente habría que poner origen y el nombre del país.

Según Culture Viande, Italia y Portugal también apoyan esta medida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.