EMBRAPA ha desarrollado un matadero instalado en un camión que permitirá a pequeños ganaderos porcinos sacrificar a sus animales respetando las normas de salud y bienestar animal.
La instalación móvil tiene la ventaja de ser capaz de atender a los diferentes productores de una localidad y ayudar a reducir el coste de la actividad, además de ofrecer la inocuidad de los productos que llegan a la mesa de los consumidores. El equipo puede ser adaptado a las características establecidas por los usuarios y el sistema de inspección al que se destinará la producción. La tecnología aplicada permite que la producción a pequeña escala tenga legalización fiscal y puedan vender sus productos a otras ciudades o estados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.