Corea del Sur importó 525.000 toneladas de carne de cerdo fresca y congelada en 2019, un 8% menos que el año anterior, según datos de la Aduana de Corea. Las importaciones de carne de cerdo fueron particularmente altas en 2018, posiblemente en un esfuerzo consciente por crear existencias contra la posible aparción de la Peste Porcina Africana (PPA). Desde entonces, la competencia por la compra de carne de cerdo ha aumentado, particularmente desde China. El crecimiento del consumo también se ha ralentizado, debido a las preocupaciones (infundadas) de los consumidores sobre la PPA.

En el tercer y cuarto trimestre de 2019, las importaciones disminuyeron un 10% y un 19% interanual respectivamente, lo que representa casi toda la caída anual. Aunque relativamente estables en la primera parte del año, los precios de importación comenzaron a aumentar en mayo y en diciembre presentaron valores un 12% más altos que el año anterior.

Todos, excepto uno de los 10 principales países proveedores redujeron sus volúmenes de exportación en el último trimestre del año. Los 3 proveedores más importantes son Estados Unidos (-17%), Alemania (-18%) y España (-29%). Cada uno de estos países es también un proveedor importante para China. Canadá, el cuarto mayor proveedor, aumentó el comercio con el país (+33%), probablemente debido a que las exportaciones a China estuvieron prohibidas durante gran parte del ejercicio.

Corea del Sur es aproximadamente un 66% autosuficiente en la producción de carne de cerdo. La producción había estado creciendo en los últimos años junto con el consumo. Sin embargo, el descubrimiento de la PPA en septiembre de 2019 probablemente redujera la producción y frenara el crecimiento del consumo. Entre septiembre y noviembre 380.000 cerdos, aproximadamente el 3% del censo fue sacrificado para controlar la propagación de la enfermedad.

Aunque se cree que el control de la enfermedad fue efectivo, el servicio de alimentos Gira espera que la producción caiga un 4% este año. Parece que también hay un efecto indirecto en la demanda. Los precios minoristas de la carne de cerdo cayeron hacia finales de 2019. A pesar de esto, Gira pronostica que la demanda de importaciones aumentará en 2020.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.