El Departamento de Agricultura de Cataluña tiene muy avanzada la modificación del Decreto 136/2009, de gestión de las deyecciones ganaderas, y previsiblemente para la primavera de 2017 podría estar publicado, según ha avanzado la Directora General de Agricultura y Ganadería, Teresa Masjuan. Ha destacado que el modelo de ganadería intensiva de Cataluña lleva asociado dificultades como las de la gestión de las deyecciones que suponen una fuerte presión ambiental y social y ante los cuales el Departamento apuesta, entre otras actuaciones, para potenciar la reducción en origen de los purines, tanto en cuanto a su volumen como en cuanto a su contenido en elementos potencialmente problemáticos, como son el nitrógeno y el fósforo.

La Directora ha remarcado que el sector porcino catalán “está obligado a seguir siendo competitivo al tiempo que disminuya el impacto de las deyecciones ganaderas” y añadió que “este es un reto que se impone a sector y Administración de forma compartida y en el que para alcanzar el objetivo compartido por todos en falta una absoluta compenetración, diálogo y corresponsabilidad. ”

Masjuan ha destacado la similitud que existe en la producción porcina entre la Bretaña francesa, Holanda y Cataluña, “especialmente en cuanto –dijo– al peso económico que representa en el conjunto de la agricultura de este y de la economía de los respectivos territorios y por el hecho de que se trata en los tres casos de un sector extremadamente competitivo, innovador, dinámico y capaz de asumir constantemente retos importantes como el de la sostenibilidad medioambiental. “

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.