La tendencia a largo plazo de disminución del número de mataderos de cerdos en Inglaterra se ha acelerado recientemente. Las últimas cifras muestran que solo 93 industrias sacrificaron cerdos en 2020, 10 menos que en 2019 y 22 menos que en 2018. La cifra actual es la mitad que la del año 2000.

La industria continúa consolidándose, con las 11 plantas más grandes (cada una de las cuales sacrificó más de 100.000 cabezas) representando el 93% del sacrificio total, frente al 92% del año anterior. Los 8 mataderos principales mantuvieron una participación del 83% en la actividad; la ganancia en participación porcentual provino de los 3 más pequeños del grupo.

1

Solo había 12 mataderos de cerdos especializados en funcionamiento el año pasado, 2 menos que el año anterior. Estas industrias representaron más del 75% de la actividad. De las 11 plantas más grandes, 9 de ellas eran especializadas, donde al menos el 95% de los animales procesados eran cerdos.

Si bien, la consolidación puede traer algunas ventajas con respecto a la eficiencia y la concentración del sacrificio, también presenta un riesgo si una o más de las plantas grandes se ven comprometidas. A finales de 2020 vimos cerdos terminados esperdando en las granjas cuando algunas de las industrias claves reducieron su actividad debido a las dificultades de producción relacionadas con la Covid-19. Situaciones como esa podrían volverse más comunes, incluso sin eventos inusuales como el coronavirus, si el censo porcino continúa expandiéndose en un contexto de declive de industrias de procesamiento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.