La proximidad de los focos de PPA en Polonia y su cercanía cone la frontera de Alemania, aumenta el riesgo de incursión en territorio germano. La declaración de la enfermedad en Alemania llevaría consigo un enorme impacto económico en el sector porcino europeo debido a que Alemania vería mermadas sus exportaciones con lo que se produciría un exceso de oferta que tiraría de los precios del porcino en toda la UE a la baja.

En España, durante los últimos meses los movimientos de entrada de animales vivos han seguido en aumento, incluso a pesar de las limitaciones derivadas de la situación actual por la pandemia del COVID-19. En el pasado mes de marzo, se trajeron a España desde otros Estados Miembros un total de 257.424 cerdos, con orígenes principales Holanda, Dinamarca, Alemania, Bélgica, Francia y Portugal.

Por ello, se recuerda la importancia de mantenerse alerta, en particular la importancia de aplicar unas adecuadas medidas de bioseguridaden todas las explotaciones de porcino del país y en el transporte animal. De igual forma, se recuerda la gran importancia de garantizar el buen funcionamiento de los sistemas de vigilancia pasiva para detectar tempranamente la enfermedad ante una hipotética entrada en España, para lo que es vital que se vigile clínicamente a los animales de forma estrecha, especialmente cuando el origen sea otro EE.MM., y se comunique a los SVO cualquier indicio de la enfermedad que pudiera aparecer en nuestros animales, tanto en las explotaciones y medios de transporte de animales como en el medio natural en jabalíes silvestres.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.