La Asociación Nacional de Cerdos de Reino Unido (NPA) y el secretario de Agricultura del país están de acuerdo en que se necesita un plan para reducir el retraso en las matanzas, que estiman en 200.000 cerdos.

Mayor control sobre la capacidad

Victoria Prentis, ministra de agricultura quiere que los procesadores de carne involucren a terceras partes, como la logística, a elaborar la propuesta. Otro de los puntos importantes según indica, sería prever los cerdos a sacrificar por semana y los que se han sacrificado realmente. Pero según el presidente de la NPA, Rob Mutimer, “saber el viernes noche cuántos cerdos se trasladan para el sacrificio la próxima semana no es suficiente”.

La NPA sugiere a la ministra Prentis que pida a los procesadores que preparen un plan detallado que se actualice regularmente, incluyendo cuántos cerdos planean sacrificar por semana, cuántos han sacrificado realmente y el progreso en la reducción de la acumulación.

Las últimas cifras mensuales de sacrificio muestran que los procesadores sacrificaron 986.000 cerdos en noviembre, 952.000 en diciembre y 873.000 en enero.

Escasez de mano de obra

La escasez de mano de obra es el principal problema a abordar. Todas las partes de la cadena de suministro apuntan a la escasez de mano de obra como la causa principal de los problemas que enfrenta la industria de procesamiento, según informa NPA. Debido a ciertos requisitos, como el del idioma en el país de origen, solo aprobaron 120 de las 800 visas disponibles. NPA exige una modificación de las condiciones, como la eliminación de los requisitos lingüísticos.

Paquetes de ayudas

Otros puntos de acción incluyen impulsar las ventas minoristas de carne de cerdo británica. NPA también continúa abogando por un paquete de compensación financiera para los productores porcinos, ya que según señalan, algunos bancos están presionando a los productores. Por su parte, Prentis ha prometido hablar con los bancos para asegurarse de que sean más indulgentes con los productores que están en ciertas situaciones.

“Los productores necesitan esperanza”

“Esta es una crisis de salud, bienestar animal, logística y económica, todo en uno. Ha estado ocurriendo durante 6 meses y no hay ninguna señal de que esto esté llegando a su fin. Hemos sacrificado a decenas de miles de cerdos en origen prematuramente (35.000), al menos 40 productores han dejado la industria y el censo porcino está disminuyendo rápidamente. Los productores que quedan necesitan esperanza y algo en lo que creer. En realidad, esto es solo el comienzo y nada más. Continuaremos presionando para compensar la situación, y lo que es más importante, permitir cambios en el sector porcino”, según palabras de Mutimer.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.