La Denominación de Origen (DO) Los Pedroches crece cada año y continúa consolidándose como una de las marcas de referencia de la provincia de Córdoba y de toda Andalucía. Una afirmación que se sostiene con los datos que aporta el presidente del marco, Antonio Jesús Torralbo, quien señala a el Día que para el presente ejercicio “podríamos tener entre 50.000 y 60.000 piezas certificadas, ya que hace tres años la DO sacrificó 17.000 cerdos”. Torralbo detalla que el marco regulador arrastra los sacrificios del año 2014 y añade que “lo de 2013 ya está prácticamente todo vendido”. El presidente del marco explica que el pasado ejercicio se superaron las 50.000 piezas certificadas y reconoció que el de 2016 fue “un año muy intenso, con mucho trabajo y muy positivo”. La certificación de más de 50.000 piezas supone “un avance importante con respecto a 2015, que fueron menos de 40.000”, subraya, si bien, incide en que “lo más importante, para nosotros, no es la cantidad, sino la calidad de las piezas que certificamos”. “Todo depende de lo que tengamos en el campo, si hay más bellota tendremos más piezas, y si hay menos bellota, tendremos menos”, defiende.

El presidente de la DO reconoce también que “la actual montanera está siendo complicada”. Pese a las buenas expectativas que hubo con las primeras lluvias de otoño, Torralbo cree necesario “no olvidar que venimos de un año y medio con poca agua y la bellota que ha habido ha sido escasa”. Pese a ello, afirma, que “esto no tiene que influir en las piezas del marco, ya que si hay menos bellota, lo que se necesita es más extensión para alimentar a uno de nuestros cerdos”.

Torralbo también hace una estimación para los sacrificios de este año, que serán las piezas que saldrán a la venta dentro de tres ejercicios, y avanza que “estaremos en torno a los 11.000 y 12.000 animales, que son los que cumplirán las condiciones de la DO”. No obstante, incide en que “este año la montanera es complicada y esto supone que habrá menos cerdos sacrificados” y destaca que “el 100% de lo que certificamos son animales que están en el campo”.

Torralbo insiste en que una de sus preocupaciones actuales es el estado de la dehesa, “la gran protagonista de todo esto”. A su juicio, “si no existiese sería imposible hacer el producto que nosotros hacemos”. Así, reconoce que “hay una preocupación por su futuro porque no nos estamos implicando con este ecosistema de la manera que se merece y es necesario pedir a las administraciones un mayor esfuerzo para protegerlo”.

El presidente del marco regulador del ibérico también hace referencia a la aportación que éste hace a la comarca y sostiene que “aportamos marca a Los Pedroches”. “Indistintamente de nuestro producto, que es el que es, aportamos unos recursos todos los años a la marca Los Pedroches muy importantes que no se están aportando desde ninguna administración pública”, anota.

Torralbo destaca también “la importancia del compromiso institucional” y anota que “aunque vivimos momentos difíciles en la sociedad, ha existido siempre implicación por parte de las distintas administraciones, aunque yo como presidente tengo que demandar más”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.