EE.UU. registra un crecimiento modesto de su censo porcino

El censo porcino de Estados Unidos ha vuelto a crecer, según las últimas cifras del USDA. A 1 de septiembre, el censo nacional se situó en 79,1 millones de cabezas, un 1% más que en el mismo punto del año pasado.

Un aumento del 1% en el número de cerdos para sacrificio impulsó el aumento general, en particular el número de cerdos más pesados. Los informes de la industria sugieren que los problemas laborales causados ​​por la interrupción de la Covid-19 y los productores que desaceleran las tasas de crecimiento de los cerdos han contribuido estos números más altos. El censo de reproductoras se redujo en un 2% con respecto al año pasado, lo que podría indicar una contracción futura del censo nacional. El sacrificio de cerdas es un 12% más alto que el año pasado, lo que se alinea con las expectativas de un menor censo en el futuro.

La producción de cerdos de junio-agosto de 2020 se situó en 35,1 millones de cabezas, un 3% menos que en 2019. El tamaño medio de camada por cerda durante el período fue de 11,04, en comparación con las 11,11 del año pasado (-1%). El número de reproductoras en partos durante el período se situó en 3,18 millones de cabezas, un 3% menos en el año. Según la encuesta, los productores de cerdos estadounidenses esperan que la producción continúe disminyendo durante el resto del año.

A pesar de las cifras más altas, los precios del cerdo en EE.UU. se han recuperado desde junio-julio, lo que sugiere una fuerte demanda de carne de cerdo. Más recientemente, el descubrimiento de la Peste Porcina Africana (PPA) en Alemania el 10 de septiembre ha alimentado el optimismo en los EE.UU. de que China pueda recurrir a ella para satisfacer su demanda de importación.

Los informes de la industria sugieren que está disminuyendo la acumulación de cerdos causada por las interrupciones de la Covid-19 en la capacidad de sacrificio. De hecho, el sacrificio total de cerdos de enero a agosto es un 2% por encima de los niveles del año pasado, según el USDA.

Algunos informes de la industria han cuestionado las cifras oficiales, lo que sugiere que las estadísticas de sacrificio y el inventario no se alinean. Argumentan que el inventario del USDA es demasiado alto y que las cifras sobre el terreno son en realidad más ajustadas, un sentimiento respaldado por la tendencia de los precios.


Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.