A 1 de enero de 2022 el censo porcino danés se había contraído ligeramente en comparación con el año pasado. Con un total 13,15 millones de cabezas, según Estadísticas de Dinamarca (Statbank), todas las categorías y grupos de edad se habían reducido.

Censo porcino danés por categorías y perspectivas para 2022 (x1.000)

Los precios de los cerdos cebados son bajos en la mayor parte de Europa, y lo han sido durante bastante tiempo. La Unión Europea se enfrenta a un exceso de oferta de carne de cerdo a raíz de las consecuencias de la Covid-19, la Peste Porcina Africana en varios países y una disminución de la demanda de importación china. La rentabilidad para los productores se ve gravemente amenazada, por lo que la disminución del censo porcino no sorprende.

Sin embargo, existe una fortaleza subyacente en la producción de carne de cerdo danesa, con informes que sugieren que solo se esperan reducciones limitadas en general. Aparentemente, la producción porcina sigue siendo popular y según comunican algunos medios del país, es fácil encontrar reemplazos para quienes abandonan el sector.

El sector porcino danés, contra las ayudas europeas

Las ayudas al sector porcino de la UE sería una desventaja para la producción danesa, según el productor porcino danés Kristoffer Serup Hald. Esto se debe a que Dinamarca tiene bajos costes de producción y, por lo tanto, está en mejores condiciones para hacer frente a la crisis financieras. “Puede ser tentador como una solución rápida, pero creo que es mejor dejar esto en manos del mercado”, dijo Kristoffer.

La UE tomó medidas de ayuda específicas similares en 2011, 2015 y 2016 que tuvieron un efecto relativamente pequeño en los precios, explica Jakob Vesterlund Olsen, investigador del Departamento de Economía de Alimentos y Recursos de la Universidad de Copenhague. Según Olsen, los productores daneses están mejor si la UE no juega con las fuerzas del libre mercado. “Los productores individuales pueden estar interesados ​​en el apoyo porque puede ayudarlos a sobrevivir y no cerrar el negocio. Pero, para una gran industria porcina, es mejor dejar que el mercado haga sus cosas”, dijo.

El ministro de Agricultura danés, Rasmus Prehn, señaló que algunos países que solicitan apoyo financiero probablemente deberían obtenerlo, pero se mostró escéptico sobre la intromisión de Europa en el mercado: “Hará que la producción porcina dependa de las interferencias del gobierno, por lo que creo que eso le hará más daño al sector que bien”, agregó Prehn.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.