En los primeros 6 meses de 2023, la Unión Europea exportó 2,02 millones de toneladas de carne de cerdo. Este es el volumen más pequeño para el período desde 2015, cuando los volúmenes enviados se totalizaron en menos de 2 millones de toneladas.

Respecto al mismo periodo del año anterior, las exportaciones totales de carne de cerdo han caído un 17%, donde la categoría fresca/congelada experimentó las mayores caídas, cayendo un 23% hasta las 1,11 millones de toneladas. Este es nuevamente el volumen más pequeño desde 2015, cuando la cantidad exportada de carne fresca/congelada fue inferior a 1 millón de tonelada. Todas las categorías de productos han experimentado una disminución en los volúmenes; las exportaciones de despojos y carne de cerdo procesada disminuyeron un 10%, mientras que el tocino y las salchichas registraron caídas del 4% y el 3% respectivamente.

Esta disminución del volumen se ha visto impulsada por la reducción de la oferta, ya que la menor producción de carne de cerdo en el continente limita la disponibilidad de exportación. En los primeros 5 meses de 2023, la UE produjo 8,68 millones de toneladas de carne de cerdo, un 9% menos que durante el mismo período de 2022; esta es la 1º vez desde 2014 que la producción para el período ha sido inferior a 9 millones de toneladas. Todos los Estados Miembros han registrado caídas, observándose los mayores cambios de volumen en los principales países productores de Alemania, Dinamarca y España.

Esta pérdida de producción ha provocado un aumento de los precios del cerdo y, junto con el aumento de la inflación, ha elevado el valor de las exportaciones. El valor total de las exportaciones de carne de cerdo de la UE de enero a junio de 2023 asciende a 6.160 millones de euros. Aunque se trata de un ligero descenso interanual (-4%), se debe a los menores volúmenes, ya que el precio medio unitario (valor dividido por volumen) ha crecido un 16% hasta los 3.051€/tn. El precio unitario del tocino ha experimentado el mayor crecimiento, con un aumento de casi 750€, seguido de cerca por el de las salchichas, que aumentó con 660€. Los despojos han experimentado el menor crecimiento (230€), mientras que las categorías de carne de cerdo procesada y fresca/congelada han aumentado en 520€ y 400€ respectivamente.

Aunque los volúmenes son menores y los precios más altos, los 5 principales destinos de la carne de cerdo de la UE siguen siendo los mismos. China tiene la cuota de mercado mayoritaria con un 31% del volumen de exportación de la UE, un aumento del 3% respecto al año pasado. La cuota de mercado del Reino Unido también ha crecido, aumentando un 6% hasta tener una cuota del 20%. Sin embargo, Filipinas y Corea del Sur han caído un 3% y 1% hasta tener una cuota de mercado del 6% cada uno. Mientras tanto, Japón se ha mantenido estable respecto al mismo periodo del año anterior, manteniendo una cuota de mercado del 9%.

La Comisión Europea pronostica que la producción de carne de cerdo de la UE terminará el año un 5,5% por debajo de la de 2022. Esto indica que habrá pocos cambios con respecto al mercado actual, y se prevé que las exportaciones terminarán el año un 12% por detrás de los volúmenes del año pasado. Sin embargo, persisten algunas dudas sobre la dirección que seguirán los precios del cerdo. Los costes de los insumos se han reducido desde los máximos históricos observados a lo largo de 2022 y, aunque la menor disponibilidad de productos ha hecho subir los precios, la demanda se está debilitando. Los altos precios han hecho que los productos de la UE sean menos competitivos en el mercado internacional, y los consumidores nacionales y extranjeros buscan opciones más asequibles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.