El Comercio mundial de cereales disminuirá en 2023/24

El pasado 11 de enero, el Consejo Internacional de Cereales publicó su informe del Mercado de Cereales.

Debido en gran medida al ajuste de la proyección para el maíz, pero también a cierto aumento de las estimaciones para las cosechas de cebada y trigo respecto al mes de noviembre, la previsión para la producción mundial de cereales totales en 2023/24 se ha incrementado en alrededor de 11 millones de toneladas respecto al mes pasado. Aunque gran parte de la oferta adicional se verá absorbida por un mayor consumo de cereales pienso, el pronóstico para las existencias remanentes mundiales ha aumentado en 5 millones de toneladas, hasta los 590 millones. La proyección para el comercio mundial también se ha incrementado en 5 millones de toneladas ante la expectativa de unos envíos más voluminosos tanto de maíz como de trigo.

Las primeras previsiones del Consejo para la oferta y demanda mundial de trigo en 2024/25 señalan un ligero aumento interanual de la cosecha global, dado que la mejora potencial de los rendimientos compensará con holgura una modesta disminución de la superficie sembrada. Con ajustes compensatorios para la demanda destinada a alimentos y piensos, cabe esperar que el consumo iguale el récord establecido la campaña anterior, superando así la producción. Como consecuencia, es previsible que las existencias desciendan de nuevo, para situarse en su nivel más bajo en 6 años. El comercio podría registrar una ligera caída, al reducirse las entregas a China y a la Unión Europea.

El recorte de la estimación para Brasil supera los aumentos previstos en otros países, por lo que la proyección para la producción mundial de soja en 2023/24 se ha reducido en 3 millones de toneladas desde noviembre, hasta los 392 millones (+6%). Aun así, y dada la oferta sin precedentes, se espera que aumenten no sólo el consumo sino también las existencias, que podrían alcanzar su cifra más elevada en 5 años. Con una mayor proyección para Argentina, la estimación para las reservas de los exportadores principales se ha incrementado en alrededor de 5 millones de toneladas desde el mes pasado. La previsión para el comercio se mantiene bastante estable en torno a los 168 millones de toneladas (-2%). Tras la notable expansión de la campaña anterior, es previsible que la demanda mundial de importación disminuya en casi 4 millones de toneladas al reducirse las compras tanto de China como de Argentina; las exportaciones de Brasil podrían registrar un descenso interanual del 3%.

El Índice de Cereales y Oleaginosas ha descendido en un 6% respecto al último Informe de Mercado, debido más que nada a la caída de los precios de exportación de la soja.

La producción mundial de cereales totales se estima en una cifra récord de 2.307 millones de toneladas. El aumento interanual del 2% se atribuye en gran medida a una recuperación notable de la producción de maíz. Se espera que el consumo crezca en un 2%, hasta las 2.314 millones de toneladas, al situarse en máximos históricos la demanda destinada a piensos, alimentos y usos industriales. Se prevé que la oferta mundial disminuya en 590 millones (-1%), tratándose del 7º descenso interanual consecutivo. Al reducirse los envíos de trigo, maíz y cebada, cabe esperar que el comercio mundial disminuya en un 3%, en 415 millones de toneladas.


Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.