Se pronostica que la producción mundial de carne de cerdo será un 2% más baja este año, con un crecimiento mínimo, si es que lo hay el próximo año, ya que los productores son cautelosos a medida que aumentan las incertidumbres globales, incluidos los hábitos de compra de los consumidores. Dado que la inflación supera al crecimiento de los salarios, se espera que los salarios reales más bajos tengan un impacto negativo en el consumo de proteínas de carne de cerdo en el último trimestre de 2022 y la 1ª mitad de 2023, según pronostica el informe de Rabobank.

Históricamente, a medida que las condiciones macroeconómicas se suavizan, la carne de cerdo se comporta mejor en la mayoría de los mercados que muchas alternativas proteicas más costosas. Sin embargo, en las condiciones actuales, se espera que la menor confianza del consumidor afecte a los precios mundiales de la carne de cerdo.

Los consumidores preocupados por el valor ya están buscando cortes de menor valor, pasando de marcas alternativas a marcas privadas en el comercio minorista y limitando las compras en el servicio de alimentos, lo que agrega una mayor debilidad a los mercados de productos premium, según el informe.

Anticipándose a cierta fortaleza de la demanda estacional, las industrias de todo el mundo han creado un inventario para satisfacer un modesto repunte para el 4º trimestre de 2022, pero las ventas navideñas pondrán a prueba la resistencia del mercado y su capacidad de absorción, según los analistas.

Las menores expectativas de crecimiento del PIB para 2023 limitarán la demanda del mercado, y se espera que esto frene los esfuerzos de reconstrucción de los censos y afecte a los volúmenes de carne de cerdo para el resto de este año y del próximo.

En el 3º trimestre de este año, los precios más altos de la carne de cerdo en países exportadores claves limitaron la competitividad de la carne de cerdo. Sin embargo, los envíos de carne de cerdo a la mayoría de los mercados fueron relativamente sólidos durante el 3º trimestre, con suministros locales insuficientes para satisfacer la demanda en mercados clave de Corea del Sur, Japón y México.

Los envíos más bajos a China y la falta de claridad en torno a las perspectivas de mejora dadas las restricciones actuales relacionadas con la Covid-19 han obligado a otros mercados a absorber dicho exceso.

“Los esfuerzos para estabilizar la producción en algunas regiones han sido lentos debido a los desafíos de productividad y la incertidumbre de los consumidores, lo que resultó en mejores perspectivas comerciales para 2023”, dijo Christine McCracken, analista de proteína animal en Rabobank. “Además, los recientes reveses en los precios y las intervenciones gubernamentales para estabilizar los precios de los alimentos podrían funcionar para fortalecer la demanda”.

Crecimiento frenado

Los costes de alimentación se mantienen cerca de niveles récord a nivel mundial después de las cosechas decepcionantes en los EE.UU., partes de Europa y Asia, lo que resultó en un mercado de granos y semillas oleaginosas con precios de casi récord e históricamente altos.

La superficie cultivada de maíz y soja que se está plantando en el hemisferio sur podría ayudar a aliviar, pero no eliminar la tensión para 2023, según predice Rabobank. La logística presenta desafíos adicionales para el mercado, agregando más costes y volatilidad.

La competencia por la reducción de los inventarios de granos y semillas oleaginosas y los aumentos de precios resultantes, están agravando los desafíos que enfrentan los productores debido también al aumento de los costes de mano de obra y energía.

Como resultado, los planes de crecimiento de los productores siguen siendo escasos en la mayoría de las regiones, y se espera que el crecimiento limitado en el censo de cerdas reproductoras frene la producción mundial de carne de cerdo para 2023.

“Con pocas perspectivas de reducción de costes y visibilidad limitada sobre la fortaleza de la demanda de los consumidores, dado el desafiante entorno económico en 2023, los productores han reducido los planes para aumentar sus censos”, dijo McCracken.

“Se espera que la producción mundial caiga un 2% en 2022 y no se prevé casi ningún crecimiento para 2023, con una producción significativamente más baja en las regiones de cultivo clave”.

Declive de europa

Se prevé que la producción de carne de cerdo en la UE y Reino Unido continúe su descenso en el 4º trimestre de 2022, como lo indica el censo porcino de junio de 2022. Para 2022 en general, Rabobank espera que la producción de carne de cerdo caiga entre un 4-5% con respecto a 2021, con mayores caídas en Polonia, Alemania, Dinamarca y Reino Unido.

Esta contracción del censo refleja una mayor incertidumbre de los productores, debido al aumento de los costes y las pérdidas continuas para la industria, dados los aumentos limitados de los precios de los cerdos y las presiones de los costos.

Los mercados internos más débiles y la menor demanda de exportaciones de China también están pesando sobre los mercados de carne de cerdo. La producción de cerdo hasta julio de 2022 se redujo un 4,6% interanual y, al ritmo actual, podría terminar el año por debajo de la estimación actual de Rabobank.

Las exportaciones de carne de cerdo de la UE cayeron un 23% interanual hasta julio, y los envíos a China cayeron 140.000tn cada mes en promedio durante el año.

Filipinas, Corea del Sur, Japón y Australia fueron los principales mercados de exportación alternativos a China para la carne de cerdo europea.

Sin embargo, en el 4º trimestre de 2022, Rabobank espera mayores exportaciones europeas a China en comparación con el 1º semestre de 2022. Sin embargo, los altos precios locales debilitarán la competitividad global.

En agosto de 2022, las exportaciones de carne de cerdo de Brasil a China superaron los volúmenes de exportación de España, lo que destaca los problemas de competitividad de la UE, y la disponibilidad también es un factor, ya que la productividad en España se vio afectada por la presión de las enfermedades y las olas de calor.

La reanudación de las exportaciones a Corea del Sur desde los países afectados por la PPA, tras la aceptación del principio de regionalización no se espera hasta 2023, ya que la reautorización de las plantas para la exportación probablemente llevará más tiempo.

Los precios medios de las canales de cerdo en la UE se mantienen fuertes, con un aumento interanual del 55% recientemente. Sin embargo, se espera una disminución estacional de los precios en el 4º trimestre, con una mayor oferta de cerdos de España, pero no se espera que mejore la demanda de carne de cerdo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.