Los procesadores de carne de cerdo están haciendo un “trabajo fantástico” para mantener los suministros funcionando durante estos tiempos sin precedentes, pero el distanciamiento social en las plantas está demostrando ser un verdadero desafío, según la Asociación Británica de Procesadores de Carnes (BMPA).

El director de operaciones técnicas de BMPA, David Lindars, describió cómo el cambio, casi de la noche a la mañana, desde el servicio de alimentos al por mayor, hasta  el comercio minorista, han ejercido una gran presión sobre el sistema, obligando a cerrar algunas empresas que abastecían el comercio de servicios de alimentos.

“Estamos en un territorio desconocido”, dijo. “En este momento, solo hay un lugar donde poder vender carne en el Reino Unido, aunque después del aumento inicial, las compras se han calmado un poco, ya que el pánico social está disminuyendo”.

“Pero de las 3 especies de animales de la cadena que cubrimos, la industria de procesamiento de cerdos se ha mantenido firme y ha hecho un trabajo fantástico. Estamos volviendo a algo más cercano a la normalidad en todas las especies. El trabajo del sector ovina realmente ha sufrido un duro golpe a medida que el mercado de pieles y cueros se ha derrumbado. Pero el mundo del sector porcino está bien”.

Esto se ve reforzado por la última actualización del mercado de AHDB, que muestra que los precios subieron fraccionalmente la semana pasada, además de un aumento en el sacrificio estimado del 2,3% en la semana anterior pero casi un 4% más que hace un año, lo que refleja el aumento en demanda.

“Aunque algunos mataderos están informando de una disponibilidad reducida de personal, como lo es en casi todos los sectores, los números de sacrificios hasta ahora no se han visto afectados”, dijo el analista de AHDB, Duncan Wyatt.

A pesar de las restricciones vigentes en algunas partes del mundo, la demanda de China y el comercio de la UE, en ambos sentidos, se mantuvieron fuertes, lo cual es esencial para equilibrar la canal. El importante mercado alemán de exportación de cerdas todavía esta “abierto”, dijo Lindars.

Sin embargo, advirtió que una posible barrera para este comercio era la dificultad de obtener contenedores refrigerados de carnes, que son vitales para las exportaciones de terceros países. La industria está buscando el apoyo del gobierno para ayudar a abordar este asunto.

Preocupaciones por el distanciamiento social

Sin embargo, Lindars dijo que en las plantas industriales, el distanciamiento social de 2 metros que se les pide que cumplan, esta demostrando ser un “verdadero desafío”.

La Guía de Salud Pública de Inglaterra está diseñada para proteger a los trabajadores de las plantas, al tiempo que permite cierta flexibilidad para garantizar que las plantas puedan continuar operando y garantizar que los alimentos lleguen al mercado en un momento de crisis nacional. Establece que se espera que todos los empleadores apliquen un distanciamiento social de 2 metros “en la medida de lo razonablemente posible”.

Agrega: “Cuando el entorno de producción hace que sea difícil hacerlo, los empleadores deben considerar qué medidas se pueden implementar para proteger a sus empleados”.

Lindars dijo que Defra se comportó de manera “brillante” al apoyar a las plantas en este y otros asuntos durante la crisis. “Han sido extremadamente solidarios y han solucionado los problemas directamente en la oficina y han obtenido resultados satisfactorios”.

El desafío, agregó, ha sido con la Agencia de Normas Alimentarias (FSA), que proporciona los inspectores oficiales a las plantas de carne. “Llegaron tarde a la fiesta, podrían haberse comprometido a un nivel de exigencia superior mucho antes”, agregó.

BMPA tuvo una reunión con la FSA esta semana para discutir las preocupaciones sobre el distanciamiento social.

“Estamos tratando de acomodar el distanciamiento social, pero es muy difícil en los mataderos y las plantas de deshuesado y procesamiento”, agregó Lindars. “No es como un almacén o supermercado: las estaciones de trabajo no están separadas por 2 metros y no se puede reorganizar la línea de sacrificio”.

“La guía establece que debe hacerse en la medida de lo razonablemente posible, pero no es posible en todas partes, y las plantas están tomando medidas para minimizar los riesgos”.

“Estamos buscando un enfoque más colaborativo con la FSA, que incluya garantizar que la agencia tenga sus propios planes de contingencia”.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.