En 2015, que ha sido un año en el que la mayor parte de los países han reducido sus censos, debido a las dificultades que ha atravesado el sector, España lo aumentó en un 6,8%, desbancando a Alemania como primer productor de la UE.

El experto en mercado porcino de la interprofesional porcina del Reino Unido, Stephen Howarth, ha dado su opinión sobre por qué España lo está haciendo tan bien en este sector. Considera que la principal diferencia entre España y el resto de los países es el nivel de integración vertical. En España, el grueso de las reproductoras ( y las que más han aumentado) son propiedad de empresas, que además tienen mataderos y fábricas de piensos, lo que genera economía dentro de la cadena productiva. Además, destaca Howarth, España tiene uno de los menores costes de producción entre los países productores y frecuentemente registra precios por encima de la media, especialmente en los meses de verano, cuando llegan los turistas. Asimismo, una parte de la producción se destina a jamón serrano, valorizando la carne.

A pesar del incremento de censos en España, en el conjunto de la UE se ha registrado un descenso de un 2%. Según Howarth, esta evolución de la cabaña generará una restricción de oferta en 2016 y especialmente en los países del norte de Europa, que son los que lideran la tendencia de precios, por lo que se puede registrar una cierta recuperación, si bien la competencia de la carne de cerdo española puede limitar la subida de los precios hasta cierto punto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.