Ante el aumento de bloqueos, restricciones y limitaciones de redes sociales, le sugerimos que se suscriba mediante correo electrónico para recibir las publicaciones de infoiberico.com de forma segura, al instante y gratuitamente

Loading

El mercado del jamón y de los embutidos porcinos en Estados Unidos

Se proyecta que, en Estados Unidos, la industria de los jamones y los embutidos porcinos generará 18.799 millones de dólares con un volumen de 2.189 millones de kilogramos en 2020. La importación de jamón y embutidos a EE.UU. es residual y apenas alcanza el 1% del consumo nacional. Aunque modestas, estas cifras están creciendo.

La importación de embutidos, en los últimos 5 años, ha crecido un 63,4% en volumen y un 75,8% en valor. En 2019 las importaciones superaron las 7.000 toneladas con un valor de 55 millones de dólares en aduana. En cuanto a la importación de jamones, creció un 1,8% en volumen y un 20,8% en valor entre 2015 y 2019. En 2019 las importaciones superaron las 11.000 toneladas con un valor de 134 millones de dólares en aduana. Respecto a los embutidos, España se ha mantenido en la quinta posición tanto en volumen, 560 toneladas, como en valor, 4,5 millones de dólares en 2019, prácticamente el doble de lo que exportaba en 2015. España alcanza las 1.853 toneladas y los 27,7 millones de dólares de jamón en 2019, ha aumentado su cuota de mercado desde 2015, más en valor (del 12,8% al 20,6%) que en volumen (del 7,9% al 15,9%). Solo existen 27 empresas españolas autorizadas a exportar estos productos. Ambos productos importados son considerados de especialidad, no existe un gran consumo de este estilo de jamón y embutidos.

El consumidor medio americano no diferencia entre los orígenes y calidades del producto importado, el jamón importado se generaliza como prosciutto. No obstante, existen tendencias que pueden ser oportunidades para el exportador español: el consumidor estadounidense busca productos gourmet a precios razonables; productos saludables bajos en grasas y altos en proteínas; y productos orgánicos, en línea con la producción ibérica.

En cuando a los precios, destacan los altos márgenes de los intermediarios de la industria cárnica de especialidad (30% importador, 60% mayorista distribuidor y 160% minorista). Respecto a la distribución, destaca que solo el 46% de las ventas se realiza en el canal minorista, el resto en el canal HORECA. La industria de los minoristas que ofrecen productos cárnicos está concentrada en la región del Atlántico Medio, un 25,9% de los establecimientos con solo un 15,2% de la población.

Por último, un tema que preocupa al sector agroalimentario es la guerra comercial entre EE.UU. y Europa ante la Organización Mundial del Comercio. Los embutidos de España deben pagar un arancel adicional compensatorio del 25% AdValorem.

Puede visualizar el informe completo, previo registro en el siguiente enlace: www.icex.es/icex/es/navegacion-principal/todos-nuestros-servicios/informacion-de-mercados/estudios-de-mercados-y-otros-documentos-de-comercio-exterior/DOC2020863140.html


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.