El presente estudio de mercado viene a cubrir una necesidad informativa sobre un mercado relativamente nuevo como es el mercado del jamón sin deshuesar y el de los embutidos en China. Si bien desde el 2007 era posible exportar otras categorías de productos cárnicos porcinos desde España a China gracias al protocolo bilateral firmado ese mismo año, no fue hasta finales de 2018, con la firma del nuevo protocolo bilateral entre España-China, cuando se abrió la veda para la introducción de jamón con hueso y de productos de menor curación caracterizados por su alto valor añadido, como lomo ibérico, salchichón o chorizo.

En primer lugar, se pone en contexto la magnitud del mercado para valorar su atractivo a un nivel macroeconómico, siguiendo un enfoque analítico top-down. De acuerdo con los datos recientes, los procesados cárnicos en China, según lo definido en el presente estudio de mercado, suponen un volumen de negocio anual de 157.000 millones de dólares en la actualidad. Y, lo que presenta mayor interés, mantienen unas tasas de crecimiento robustas, en torno al 7,9% anualizado, que según las previsiones continuarán prácticamente al mismo ritmo en los próximos cinco años.

A continuación, se realiza un análisis exhaustivo de la composición de la oferta y de la demanda del mercado. En dicho análisis se observa, por el lado de la oferta, que las importaciones son una parte muy importante del mercado chino. Además, España goza de una cuota de mercado amplia en estos productos. Por el lado de la demanda, ciertamente, el mercado todavía presenta un volumen reducido en lo que a embutidos se refiere. Sin embargo, la evolución favorable de las condiciones económicas y sociodemográficas de la región, así como un gusto del consumidor más refinado, buscando productos de alta calidad y de gran valor nutricional, favorecerán la introducción de los productos españoles en el medio-largo plazo. En la siguiente tabla es posible observar tanto el tamaño como la evolución de los principales productos objeto del estudio de mercado.

El exportador debe tener en cuenta no sólo la rigidez de la normativa y sus frecuentes modificaciones, sino también la del propio proceso de exportación. Por ello, se ha incluido un apartado específico con enlaces y webs de referencia que puede ser utilizado, a modo introductorio, para evaluar la prospección del mercado chino.

Por último, cabe señalar que estamos ante un mercado caracterizado por sus excelentes oportunidades y perspectivas de futuro. Ahora bien, las propias empresas deben realizar una labor activa y demostrar compromiso con su proyecto de internacionalización. Consolidar la imagen de marca, promocionar sus artículos, educar a sus potenciales clientes sobre las bondades de los productos españoles, incluso adaptar estos en función del gusto local o enfrentarse al desafío adicional que la pandemia ha supuesto a nivel logístico a todos los productos refrigerados/congelados, son algunos de los principales retos que se encontrarán a la hora de exportar a China. En este sentido, la labor de apoyo realizada por las Oficinas Comerciales se vuelve imprescindible, con el objetivo de consolidar una imagen de país y de marca de calidad.

Puede acceder al estudio completo, previo registro, de forma gratuita en el siguiente enlace: www.icex.es/icex/es/navegacion-principal/todos-nuestros-servicios/informacion-de-mercados/estudios-de-mercados-y-otros-documentos-de-comercio-exterior/estudio-mercado-jamon-charcuteria-china-2021-doc2021892932.html

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.