Con la devastación que la PPA ha producido en China y más allá de la sabiduría convencional, parece ser que el equivalente al 25% de los cerdos del mundo se han ido.

Aproximadamente desde hace un año, en marzo de 2019, en Canada hubo una buena carrera especulativa de futuros en la carne de cerdo, que en última instancia, resultó una provocación y relativamente de corta duración.

Desde ese momento, el mercado ha ido principalmente en la dirección equivocada. Con problemas geopolíticos que condujeron a aranceles, y por un tiempo una prohibición directa para Canadá. Además de lo este hecho del pasado ejercicio, la actual situación del coronavirus agrega una nueva barrera.

Desde OMAFRA, según los precios mensuales del mercado porcino, muestran las siguientes ganancias netas de 2019:

  • Enero: -29,79$.
  • Febrero: -33,43$.
  • Marzo: -27,16$.
  • Abril: 36,50$.
  • Mayo: 47,33$.
  • Junio: 29,96$.
  • Promedio de los primeros 6 meses: 3,90$.
  • Julio: 6,27$.
  • Agosto: 22,33$.
  • Septiembre: -32,26$.
  • Octubre: -25,54$.
  • Noviembre: -27,84$.
  • Diciembre: -30,09$.
  • Promedio para el año 2019: -5,46$.
  • Enero 2020: -29,41$.

Como se puede observar más arriba, hay más números negativos que positivos y un promedio negativo para el año 2019. Lo que hace que ni siquiera se pueda pensar considerar dónde estarían los precios sin las exportaciones a China.

“Canadá exportó alrededor del 63% de su producción de carne de cerdo el año pasado. Eso sin contar las exportaciones de cerdos vivos a los Estados Unidos. La participación de las exportaciones se puede comparar con el 61% del 2010 y el 40% del 2000. La participación de las exportaciones estadounidenses en la producción del año pasado fue del 23%, en comparación con el 19% en 2010 y el 7% en 2000”. Según detalla Kevin Grier, analista de mercado y consultor del mercado de carne de cerdo canadiense, en febrero de 2020.

Como se puede ver, Canadá ha dependido durante mucho tiempo de las exportaciones de carne de cerdo y cada vez depende más. Estados Unidos está descubriendo cada vez más los pros y los contras del mercado. Como Kevin Grier detalla a continuación, este es un juego difícil y últimamente la UE parece ser el principal ganador.

Perdiendo cuota de exportación

En 2010, Canadá suministró el 20% de las importaciones mundiales de carne de cerdo. En 2019, esa participación había disminuido al 15%. Las pérdidas de Canadá fueron una pérdida generalizada de participación en todos los mercados principales, excepto en China y México.

“Curiosamente, a pesar del crecimiento masivo en la producción de EE.UU., el suministro a este mercado supuso aproximadamente un tercio de la demanda mundial de importaciones en 2010 y casi lo mismo en 2019. La UE fue el gran líder mundial de exportaciones ya que sus cantidades se duplicaron con creces. Abasteció el 29% de la demanda mundial de importaciones de carne de cerdo en 2010 y el 41% el año pasado”. Comunica Kevin Grier.

Parece que a medida que la industria de América del Norte se vuelve cada vez más impulsada hacia las exportaciones, aumenta la volatilidad. Particularmente para el productor menor. Esto parece ser parte del impulso para una integración cada vez mayor: Colocar la carne de cerdo como el centro de ganancias y la producción de carne de cerdo como un centro de costes.

En Ontario, la Progressive Pork Producers (3P) reconoció esta tendencia hace más de 20 años. Eligieron con Conestoga Meats, una cooperativa de productores que posee una planta que ahora sacrifica 38.000 cerdos por semana. Comparten el margen de ganancias industrial, lo que hace agregar 50$ más a los márgenes anteriores detallados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.