Importaciones de carne de cerdo

Al igual que en informes anteriores, las importaciones de carne de cerdo de México no han sido tan fuertes como en años anteriores, debido a la desaceleración económica de México y un tipo de cambio monetario desfavorable.

Se espera un ligero repunte de las importaciones de carne de cerdo para 2021 debido a una mayor reapertura de la industria hotelera y de restaurantes del país, que se ha mantenido funcionando a media velocidad, si no completamente cerrada, durante gran parte de este año en curso.

A pesar de todo el impacto negativo del mercado, las importaciones de carne de cerdo de México aumentaron un 9,9% en el primer trimestre de 2020 en comparación con el mismo período de 2019, con un aumento de 14,7% de las importaciones de carne de cerdo de Estados Unidos.

Exportaciones de carne de cerdo

Las exportaciones de carne de cerdo de México a Estados Unidos, el tercer destino de exportación más importante, han sufrido mucha inestabilidad en lo que va de año. Se espera que la volatilidad de este comercio aterrice en un terreno más plano en algún momento entre el tercer y cuarto trimestre de 2020.

México ha continuado abriendo agresivamente los mercados asiáticos más importantes, logrando en lo que va de año obtener un aumento significativo del 19% en sus exportaciones con Japón. La industria porcina mexicana espera que esta tendencia continúe en 2021.

Por otro lado, China se ha convertido en el segundo mercado más importante de México con 27.280 tn. A julio de 2020, México tiene solo 6 instalaciones autorizadas para la exportación de carne de cerdo a China, con 14 establecimientos aún pendientes. Algunas plantas que exportan carne de cerdo han podido enviar hasta 2 contenedores (23 tn por contenedor) por día gracias a su modelo de producción integrado verticalmente, mientras que otras empresas solo pueden realizar 3 envíos por semana.

Las exportaciones a China, Japón y Corea del Sur continuarán creciendo de manera constante, ya que México se ha enfocado en programas privados para contener la pandemia de Covid-19 a nivel de planta procesadora de carne, mientras mantiene una buena calidad de sus productos de alta demanda en el extranjero.

Mercado nacional mexicano

El consumo interno de proteína animal ha favorecido un aumento de carnes más baratas como el cerdo y el pollo, a expensas de la carne vacuna, debido a la caída de los ingresos familiares. Esto es consecuencia de los despidos laborales y el cierre de la economía como consecuencia del coronavirus en el país.

Tanto el aumento de la demanda interna como en los mercados internacionales han producido un crecimiento constante en el censo nacional porcino y en el número de cabezas sacrificadas durante los últimos 4 años.

Los precios de la carne de cerdo en México se vieron fuertemente afectados durante los meses de junio y parte de julio especialmente, debido a la distorsión del mercado

La demanda de carne de cerdo por parte de los consumidores minoristas sigue impulsando el aumento de la producción de carne de cerdo en México. Además, las medidas preventivas de Covid-19 de las plantas procesadoras  de carne han permitido que la producción porcina de México continúe con su tendencia al alza para satisfacer esa demanda.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.