El pata negra de Asturias pide paso

El producto asturiano triunfa en “Tentación Ibérica”, un evento de cata de los mejores jamones ibéricos de bellota. La novedad, un jamón de gochu asturcelta, el género pata negra del norte. Por primera vez, este producto asturiano es mostrado al público de la mano de los carniceros Aitor Fernández y Javier García.

“Queremos dar a conocer este producto en nuestra tierra. Es la gran novedad de la cata y la verdad es que está teniendo muy buena acogida”, afirmó Aitor Fernández, responsable del negocio. Poco a poco su mesa va recibiendo la visita de los invitados, que no quieren dejar pasar la oportunidad de probar el jamón, el lomo y todas las elaboraciones con sabor “astur”.

“Nos gustaría que el jamón de gochu asturcelta coja fama y empiece a ser algo consumido no solo en Asturias, sino también en el resto de España”, confesó Fernández. Y parece que poco a poco se va haciendo un hueco en el territorio de los “pata negra”, puesto que “hace no mucho tiempo matábamos un gochu cada quince días, y a día de hoy podemos estar hablando de una media de tres animales a la semana”, afirmó.

“Su sabor es un poco más fuerte que el jamón ibérico que estamos acostumbrados a comprar en el supermercado y eso a alguna gente le echa para atrás”, explicó Fernández ante la curiosa mirada de algunos catadores.

Proceso de curación complicado

El proceso de curación de el jamón de cerdo asturcelta “es complicado”. El producto necesita “mucho tiempo de reposo hasta coger el punto”, señaló Fernández. Por su parte, Javier García, comercial de la empresa, explicó que “la pata que tenemos en la cata lleva tres años curando y creemos que todavía le falta más tiempo de reposo”. Aitor Fernández reveló que “lo ideal sería poder enviar los jamones a curar a otros lugares, como Extremadura, pero de momento no he podido encontrar a nadie que acepte. Allí las condiciones ambientales son mejores que las de aquí y eso afectaría positivamente en el proceso de curación”.

Los asistentes a la cata no pierden detalle de las preparaciones de embutido que se ofrecen. Anabel Suárez, vecina de Gijón, asegura que la novedad, el cerdo asturcelta “tiene un sabor diferente, más fuerte y un poco ahumado de lo normal”, indicó. Su acompañante, José Luis Godoy, señaló que “aunque de sabor está bueno, resulta fuerte”.

Aitor Fernández y Javier García comenzaron a trabajar la carne de gochu asturcelta en el año 2010 y desde entonces no han dejado de preparar, entre otros productos, lomo, chorizo, morcilla, tocino… Incluso han sido copartícipes del premio de La Mejor Fabada del Mundo 2017. El reconocimiento a mucho tiempo de dedicación y trabajo para conseguir “el mejor producto de la tierrina”.

El encuentro “Tentación Ibérica” es un evento creado para que los profesionales de la hostelería puedan catar diferentes embutidos y vinos de todas las Denominaciones de Orígen. Al jamón ibérico le ha salido un nuevo competidor en el mercado, el de gochu asturcelta. En los próximos meses se puede convertir en la nueva sensación en las charcuterías de la región.

Fuente: Nueva España

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.