“Todos estábamos esperando la feria y ha habido mucha alegría. Se han bebido muchas cervezas por la mañana y cubatas por la tarde y noche y los comentarios que ha habido, se ha hablado de estabilidad al alza y hay muchos ganaderos que venden por Extremadura”, aseguró el ganadero José Luis González.

Ramón Gómez, por su parte, ve el mercado “estable, incluso al alza, por las circunstancias de las inspectoras ante un posible paró y la industria está preocupada por eso. En cuanto a la feria, intento de la industria de bajar 0,10 euros, pero no lo han podido conseguir y se han cerrado muchos tratos a la Lonja de Extremadura y otros a la de Salamanca”.

Otros vocales destacaron que la feria estuvo marcado más por la Norma que por los tratos, mientras que Marcelino Fraile indicó que el ganadero no da “el cerdo un céntimo por debajo del acuerdo firmado, ni mucho menos”.

Por su parte, los industriales aseguraron que existen también operaciones a la mínima de Salamanca, e incluso por debajo. “Vamos a encontrarnos en esta mesa dos posiciones o dos realidades; la que dicen los ganaderos con operaciones a Lonja de Salamanca o Extremadura, o las que se hacen al mínimo y es triste que todo quede en manos del presidente. Es un problema gordo…”, indicó un industrial.

Isidoro Blázquez aseguró que los ganaderos nunca dicen que se hacen operaciones “por debajo de la Lonja de Salamanca, solo habláis de la de Extremadura porque es la más cara. Julián, vuelves a tener tú este problema… Hoy por hoy los primales sobran y el precio está entre 26 y 30 euros”.

Luis Ramos aseguró que no conoció a nadie que dijese que habría “vendido por Extremadura y sí había una muy importante 0,10 euros por debajo de la Lonja, pero yo no lo vi firmado. Sí es cierto que el sector está a la baja y había que reflejarlo”.

Sobre los primales, nadie se atrevió a decir nada porque hay incertidumbre sobre las certificadoras y lo que pueda ocurrir en el futuro, por lo que no se fijó precio. “Como los primales los pesen uno a uno para la montañera, no valen ni la mitad, por eso hay mucha incógnita y es mejor no decir nada”.

En la ronda de cotización, los ganaderos pidieron entre +0,02 euros de subida y repetición, mientras que los industriales demandaron entre -0,05 euros y -0,10 euros, o menos 0,03 euros de bajada. La decisión final del presidente fue la de repetición de precios para el cebo, mientras que los lechones hicieron lo propio.

Fuente: Tribuna Salamanca

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.