Ante el aumento de bloqueos, restricciones y limitaciones de redes sociales, le sugerimos que se suscriba mediante correo electrónico para recibir las publicaciones de infoiberico.com de forma segura, al instante y gratuitamente

Loading

El sector porcino debe redoblar sus esfuerzos en informar a la sociedad sobre la positiva realidad de su actividad

“Los profesionales del sector porcino tenemos la obligación de redoblar nuestros esfuerzos en comunicar para que se conozca en mayor medida lo que hacemos, cómo lo hacemos y lo que aportamos a nuestro país, y que además estamos respondiendo ante sus demandas, cada vez más exigentes en materias como el bienestar animal o la sostenibilidad”.

Son palabras del director de la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC) durante su intervención la tarde del 2 de diciembre, en la clausura del webinario, “Sello en bienestar animal, un compromiso más con el consumidor”.

Herranz subrayó que el sector porcino es el “sector ganadero más importante de nuestro país y una de las principales potencias internacionales; un motor de la economía de España del que dependen miles de familias de nuestra España rural; y como se ha demostrado en esta terrible crisis un sector esencial en el abastecimiento de alimentos y que ha permitido evitar la paralización de la economía de esos miles de pueblos de nuestra geografía rural en los que se asientan nuestras granjas e industrias”.

Asimismo, es un sector “que hace las cosas muy bien, pero tenemos que comunicárselo en mayor medida a la ciudadanía, porque es lo que está demandando”. De hecho, expuso, el 71% de los españoles, demanda más información sobre las condiciones de vida de los animales de granja y esa demanda es “a la que respondemos, con iniciativas como el sello de calidad ‘Bienestar Animal Certificado’, con el que reforzamos nuestro compromiso de buenas prácticas y aportamos esa transparencia, tan necesaria y demandada por el consumidor”.

Sobre este sello de calidad, disertaron también el resto de participantes que, destacaron, entre otras cuestiones, el hecho de que ‘Bienestar Animal Certificado’ sea una certificación testada por organizaciones de protección de defensa de los animales. Para Julián Redondo, gerente de una empresa productora de porcino, es la característica que llevó a su empresa a optar por este sello, “queremos contar con este tipo de organizaciones que trabajen por conseguir que seamos más exigentes, y con este sello lo conseguimos”.

Virginia Pérez, responsable de Calidad de productos cárnicos de una empresa comercial, primera cadena de supermercados que puso en sus lineales el primer producto certificado con el sello de INTERPORC, valora que con la certificación “se vaya más allá de la legislación vigente en materia de bienestar”.

Una demanda, cada vez mayor de la sociedad que, para Antonio Palomo, director de la división porcina de una empresa de alimentación animal, surge, entre otras cuestiones, del “distanciamiento del entorno rural” sin embargo, desde el sector se reconoce “el beneficio que supone el bienestar para cualquier empresa, que son más rentables y tienen mayores beneficios a mayor bienestar animal”.

Por su parte, Olga Mínguez, jefa del Servicio de Sanidad Animal de la Consejería de Agricultura y Ganadería de Junta Castilla y León, expuso que todas las autoridades trabajan para comprobar y garantizar al consumidor que la normativa tan exigente en bienestar animal se está cumpliendo”.

Las granjas de porcino españolas cumplen con las normativas más exigentes del mundo en bienestar animal, una de las materias que nos ha llevado a “ser una referencia internacional, los países nos buscan cuando necesitan carne porque conocen nuestro modelo de producción”, matizó Javier Briones, export manager de un grupo cárnico.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.