Tras 3 audiencias de la Federación Portuguesa de Asociaciones de Porcicultores (FPAS) con su Ministerio de Agricultura, FPAS invitó a los productores porcinos portugueses que tuvo lugar el pasado día 8 de febrero en el Auditorio de Leiria. FPAS presentó al ejecutivo un paquete de medidas esenciales y urgentes para mitigar las pérdidas de miles de empresas y familias del sector porcino portugués, que atraviesan una gravísima crisis con miles de puestos de trabajo en peligro, animales con falta alimento y familias en riesgo de perder su único medio de subsistencia.

A diferencia de otros alimentos, y a pesar de que las materias de producción en Portugal son más caras, los precios del cerdo se mantienen bajos, lo que distingue a este sector de los demás por la dificultad de mantener los costes de producción en el precio del producto acabado.

Entre los factores que empeoran la situación del sector se encuentran:

  • Los costes de alimentación animal aumentaron un 30% con respecto al año pasado y con una tendencia al alza, con el riesgo de que los productores pronto, por dificultades de flujo de caja, tengan dificultades para alimentar a los animales.
  • Reducción significativa del precio pagado al productor, superior al 40%.
  • Precios de los carburantes un 28% más altos que en el mismo periodo de 2021, siendo Portugal el 6º país de Europa con los precios de los carburantes más altos, con una diferencia con España en el precio medio del gasóleo de 0,37€/l.
  • Precio de la electricidad en algunos casos un 300% superior al de hace un año, siendo Portugal el 6º país de Europa con la electricidad más cara, con un diferencial con España del orden de 0,013€/kWh para consumido industrial.
  • Semana tras semana se alcanzan mínimos históricos en la semana de referencia en cuanto a los precios pagados a los productores.
  • Durante el período de pandemia, el consumo interno cayó alrededor de un 3,2%, no habiéndose recuperado durante 2021.
  • La demanda externa de terceros países se desaceleró sustancialmente en la 2ª mitad de 2021, creando en toda Europa, también en Portugal, un exceso de oferta de carne de cerdo, desinflando los mercados y ejerciendo presión sobre los puntos de venta.
  • Además de todo esto, los operadores minoristas de alimentos han llevado a cabo campañas de promoción sistemáticas enfocadas en la carne de cerdo, aplastando aún más los márgenes ya inicuos de toda la cadena.
  • La situación actual es absolutamente asfixiante para muchas empresas, especialmente para las más pequeñas que no cuentan con el efectivo para hacer frente a las muchas y onerosas cargas a las que se enfrentan desde hace muchos meses.

Para muchos empresarios, cualquier medida que se pueda implementar será demasiado tarde.

El 29 de noviembre de 2021, FPAS presentó el siguiente paquete de medidas al Ministro de Agricultura:

  • Creación de una línea de crédito para apoyar la tesorería de las empresas con fácil acceso y garantías estatales, con un período de gracia de 12 meses y pago en 48 meses.
  • Exención del Impuesto Social Único por un período de 1 año.
  • Reducción de la tasa de incorporación de maíz en la producción de bioetanol.
  • Acceso a electricidad verde.
  • Apoyo y simplificación de procesos de exportación.
  • Acciones de sensibilización de los operadores de distribución de alimentos para incrementar las compras de carne nacional.
  • Línea de apoyo a la reconversión de la actividad, similar a lo que ocurre en otros países europeos, con el fin de asegurar una transición justa para los productores en dificultades, cubriendo también situaciones de jubilación anticipada.

Ante la falta de respuesta a las medidas propuestas por el FPAS el pasado 21 de noviembre, el sector porcino portugués representado en FILPORC se reunió nuevamente de manera urgente con el Ministro de Agricultura.

En una reunión con el Secretario de Estado de Agricultura y Desarrollo Rural, el 3 de febrero, se adquirieron compromisos por parte de la autoridad, entre los que destaca:

  • Apertura de una línea de crédito para apoyar la tesorería con fácil acceso en el menor tiempo posible.
  • Negociación con el Ministerio del Trabajo para eximir a los productores del pago del Impuesto Social Único por 1 año.
  • Reglamento de acceso a electricidad verde con retroactividad al 1 de enero de 2022.
  • Apoyo incondicional a la apertura de las ayudas comunitarias al almacenamiento privado, en el Consejo de Ministros Europeos de Agricultura previsto para el 7 de febrero.
  • Negociación con operadores de retail de alimentos para dar a conocer el aumento de compras de carne nacional y el cese de promociones en carne de cerdo, a través de la creación de un grupo de trabajo coordinado por el GPP.

Ante este escenario, los productores de cerdos se reunieron en plenaria el 8 de febrero, en Leiria, de la que se extrajeron las siguientes conclusiones:

  • Apoyo a las medidas propuestas.
  • Exigir la implementación inmediata de las medidas propuestas.
  • Reactivación de la oficina de crisis de la porcina.
  • En cuanto al compromiso de la Secretaría de Estado de impulsar un grupo de trabajo, la producción es optimista al considerar que los precios cobrados en el comercio minorista de alimentos no se revierten al sector.

En caso de que no se realicen las medidas implementadas dentro de los siguientes 15 días, los productores porcinos reevaluarán las acciones a tomar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.