Según Eurostat, las existencias iniciales totales de cerdos de Portugal en 2020 aumentaron un 2,2% en comparación con el año anterior. Al mismo tiempo, el sacrificio disminuyó un 4,6%, hasta las 5,3 millones de cabezas debido a las fuertes exportaciones de cerdos vivos portugueses a España, ya que el sector porcino de Portugal depende mucho del mercado español. Como resultado, la producción de carne de cerdo portuguesa disminuyó un 2,2%, hasta las 358.000tn. Aunque los hogares portugueses aumentaron su consumo de carne de cerdo durante la pandemia de la Covid-19, no fue suficiente para compensar la pérdida de volumen y valor del consumo a través del sector Horeca.

Según la industria porcina portuguesa, desde junio de 2021, España ha reducido sus importaciones de cerdos vivos debido a la caída de la demanda china de carne de cerdo, aumentando la presión sobre el mercado de carne de cerdo en la península. Con un menor consumo interno de carne de cerdo y más oferta de carne española, los mataderos portugueses no pudieron mantener el ritmo de crecimiento en 2021 previsto inicialmente por el sector porcino portugués. Los datos oficiales portugueses muestran un sacrificio y una producción de carne de cerdo estable de enero a octubre de 2021, en comparación con el mismo período del año anterior.

La estructura del sector porcino portugués es tal que se sacrifican aproximadamente el 30% de lechones y el 70% de cerdos cebados. La producción de lechones se destina principalmente al sector Horeca, que en 2020 y 2021 se vio fuertemente afectado por la pandemia de la Covid-19. Por esta razón, la industria portuguesa esperaba una disminución en el sacrificio de lechones en 2021, pero lo compensó con un aumento en el sacrificio de cerdos cebados, lo que hizo que el peso de canal continuase siendo tan alto como en 2020, lo que resultó en alrededor de 361.000tn de carne de cerdo.

Portugal no es autosuficiente en carne de cerdo, ya que su producción nacional solo cubre el 86% de su consumo. Así, Portugal sigue siendo un importador neto de carne de cerdo, aunque su tendencia importadora ha disminuido en los últimos años. En 2020, las importaciones de carne de cerdo de Portugal se situaron en 123.000tn, valoradas en 382 millones de dólares, que procedían principalmente de la UE y, en su mayoría, de España.

A pesar de lo anteriormente citado, la industria porcina portuguesa espera continuar su crecimiento en las exportaciones de carne de cerdo a China. En enero de 2019, Portugal abrió el mercado chino para la carne de cerdo y los despojos congelados. En 2020, las exportaciones de carne de cerdo de Portugal crecieron un 31%, hasta las 64.812tn, con un valor de 158 millones de dólares, principalmente debido al fuerte aumento en las exportaciones a China (Gráfico 3). En 2020, las exportaciones de carne de cerdo portuguesa a China crecieron un 278% y se valoraron en 65 millones de dólares, convirtiéndose en el mayor mercado de exportación de carne de cerdo portuguesa y superando las exportaciones totales de carne de cerdo a la UE. Sin embargo, durante los primeros 10 meses de 2021, las exportaciones totales de carne de cerdo portuguesa disminuyeron un 5% debido a la menor demanda de carne de cerdo china. Otros mercados portugueses extracomunitarios de carne de cerdo son Angola, Reino Unido, Japón y Suiza.

Gráfico 3. Exportaciones de carne de cerdo de Portugal en el periodo 2016-2020 (toneladas)

Según fuentes de la industria porcina portuguesa, se espera una fuerte reorganización de la industria en 2022, con nuevas inversiones para expandir las principales plantas y mataderos de cerdos. En abril de 2021, el sector porcino portugués puso en marcha el grupo interprofesional FILPORC, que representa a los productores, la industria porcina y su comercio. El sector también está trabajando conjuntamente con las autoridades portuguesas para abrir nuevos mercados como Corea del Sur, EE.UU., Filipinas, Malasia, México, Singapur, Tailandia, Taiwán y Vietnam. El sector también esta centrado en la prevención a la entrada de la Peste Porcina Africana (PPA) en territorio portugués mediante el fortalecimiento de las medidas de vigilancia, bioseguridad y estado de salud animal.

En noviembre de 2021, las diferentes asociaciones portuguesas del cerdo presentaron la nueva certificación voluntaria en bienestar animal, CERTIS, desarrollada para la producción porcina portuguesa, que incluye criadores, transportistas e industria. En mayo de 2021, la asociación porcina portuguesa (FPAS), junto con el gobierno portugués, desarrollaron la hoja de ruta para la sostenibilidad ambiental de las granjas porcinas portuguesas. Según el sector porcino, esto brindará estrategias para el desarrollo sostenible del sector primario y el fomento de la economía circular.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.