Los menores costos de alimentación y la recuperación tras la diarrea epidémica porcina (PEDV) han conllevado a un aumento de la producción de carne de cerdo en 2015 en los Estados Unidos. Según las previsiones para 2025 del USDA, la fuerte demanda en la próxima década y los moderados aumentos proyectados de los costos de alimentación hacen prever un aumento de los partos. También se espera un aumento del número de lechones por camada. En consecuencia, se espera un aumento de la producción de carne de cerdo, con aumentos también apoyados por el aumento de los pesos al sacrificio.

En relación con las exportaciones de carne de cerdo, el USDA prevé un aumento durante la próxima década. La eficiencia del sector porcino estadounidense mejora la competitividad internacional del sector. Los países de la cuenca del Pacífico y México son los principales mercados a largo plazo. Por otro lado, si bien se espera que pronto finalicen las prohibiciones a las importaciones rusas de carne de cerdo procedentes de varios países, se prevé que durante la próxima década las importaciones de cerdo de Rusia sigan disminuyendo debido a las políticas para facilitar la expansión de su industria porcina, limitando así su dependencia de las importaciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.