España, líder mundial en producción ecológica, aunque exporta el 80 por ciento

El director de Veterinarios Sin Fronteras, Javier Guzmán, ha señalado hoy que “España es el país del mundo que más productos ecológicos produce”, si bien un 80% de ellos se exportan a otros países, y no cuenta con “una política alimentaria que distinga los alimentos buenos de los malos”. “La industria de la alimentación defiende que no hay productos saludables o perjudiciales, sino que dependen de la composición física de cada persona”, ha subrayado Guzmán, quien ha participado junto a otros expertos en el V Diálogo Ecosocial bajo el título “¿Comer es un acto peligroso? Entre mitos, verdades y alertas, el cuestionamiento de nuestros modelos alimentarios”. Guzmán ha puesto como ejemplo a Reino Unido dado que en este país “sí se realiza una diferenciación de los alimentos, se hace una política dirigida a los intereses generales y no a una industria que los domina”.

   “La industria de la alimentación es la que más dinero invierte en publicidad con cuatro mil millones de euros al año frente a los cuatro millones que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente destina a la divulgación saludable”, ha señalado.

    En este sentido, “el gran target son los niños” y no existe una regulación sobre nutrición saludable para ellos, tan sólo hay un código de autorregulación creado por las principales industrias en el que salen bien paradas”.

    Para Guzmán, “se ha levantado una conciencia de que la gente quiere comer de una forma ecológica” y ha lamentado su elevado coste, ya que “en los últimos veinte años los productos frescos han subido su precio en un 300% y la bollería ha bajado en un 50%”.

    Ana Etchenique, vicepresidenta de la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), ha definido la alimentación como el “gran caramelo para la industria porque nos concierne a todos” y ha reivindicado la soberanía alimentaria porque “se debe rescatar todo lo que se ha hecho bien hasta ahora” como, por ejemplo, “la comida de la abuela”.

    Etchenique ha afirmado que “comer puede ser muy peligroso” como consecuencia de las intolerancias o las alergias”, y la mezcla de lo que comemos, respiramos y absorbemos por la piel es “una bomba de relojería”.

    En España, según esta experta, “nos hemos alejado del sistema ecológico ya que es más cómodo acudir al supermercado que pensar el tipo de pollo que se adquiere o desplumarlo por nosotros mismos”.

    “Tenemos que apoyar a la agricultura y al mundo rural porque serán quienes nos sacarán de todo este lío, en una era en la que tiene que prevalecer lo cercano y pequeño”, ha concluido Ana Etchenique.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.