Loading

Estabilidad de precios del cerdo en el norte de Europa y subidas en el sur

Las variaciones de precios en los mercados europeos de cerdos vivos evolucionaron la semana pasada entre la estabilidad en el norte de Europa y los continuos aumentos en Francia y España en particular. De hecho, en el norte de Europa, el sector cárnico pide una pausa tras los recientes aumentos de precios para poder trasladarlos a los precios de las productos mientras el comercio sigue relativamente tranquilo.

En España, la actividad de sacrificio está en pleno apogeo, a un nivel superior al del año pasado, pero tiende a ralentizarse semanalmente mientras los pesos se aligeran progresivamente. Como en el resto de Europa, se espera una mejor demanda en torno a Semana Santa y en primavera lo que permitirá una mejor revalorización de la carne. Mientras tanto, la falta de oferta ha hecho que el precio suba 2,8 céntimos. En cuanto a las ventas de exportación, se informa que Japón está volviendo a comprar después de que se hayan agotado sus existencias. Sin embargo, es de temer que una mayor competitividad de las carnes americanas no permita recuperar un impulso real en las exportaciones a terceros países.

En Alemania, el nivel de ofertas sigue siendo inferior a la demanda, y la comercialización de cerdos se desarrolla sin problemas. Por el contrario, la demanda en el mercado de la carne está más tranquila y los volúmenes disponibles son claramente suficientes para un comercio que aún carece de impulso. En este contexto, la evolución del precio de la carne de cerdo marca una pausa en un nivel que es el más alto de Europa.

El precio en Francia aumentó 5,8 céntimos durante la semana, en un mercado en el que los productores oponen resistencia y obliga a la industria a dar los primeros aumentos en cada sesión y mantener competencia entre los compradores. Los sacrificios se mantienen estables respecto a la de 2023.

En Bélgica, tras el último aumento del precio de la carne de cerdo, se produjeron aumentos de precios de entre 5 y 6 céntimos. Sin embargo, al igual que en Alemania, no todos los aumentos obtenidos desde principios de febrero se han trasladado y parte del sector industrial se opone a nuevos aumentos de los precios de la carne de cerdo. Las ofertas aumentaron alrededor de un 4% en comparación con el año pasado, pero siguen siendo un 15% más bajas en comparación con las de 2022.

En Italia, la oferta sigue siendo escasa, pero la falta de consumo dificulta la revalorización del mercado de la carne. En este contexto de atonía de la demanda, el precio sólo subió 0,3 céntimos.

En EE.UU., los precios del cerdo aumentan cada semana y actualmente se encuentran por encima del nivel del año pasado, al igual que los sacrificios, en un contexto donde la disminución de la oferta de almacenamiento en frío y la fuerte demanda de exportación han contribuido a limitar la oferta disponible de carne de cerdo.

Por el contrario, en China el precio de la carne de cerdo se mantiene relativamente estable en un nivel bajo. Las autoridades emitieron recientemente nuevas regulaciones destinadas a controlar la capacidad de producción del país. El nuevo objetivo de cría de cerdas disminuye de 41 a 39 millones de cabezas. Según un analista chino, si se alcanzara este objetivo, se reduciría el tamaño de la producción en al menos 22 millones de cerdos.


Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.