Europa Occidental en alerta, tras la aparición de un nuevo caso de PPA en Bélgica

Bélgica confirmó esta semana un brote de peste porcina africana, que marca una mayor propagación de la enfermedad que afecta a las granjas en Europa Oriental y China y que ahora podría amenazar a la gran industria porcina de Europa Occidental.

La agencia de seguridad alimentaria de Bélgica dijo el jueves que la PPA había sido detectada en el distrito de Etalle, cerca de la frontera con Francia, después de que la muerte de varios jabalíes generara sospechas de que el virus estaba presente.

Este es el primer caso reportado de la enfermedad en Bélgica desde 1985.

Los países de Europa Occidental han estado tratando de evitar la propagación de la enfermedad, que es altamente contagiosa entre los cerdos y difícil de erradicar, después de un número creciente de casos en Europa del Este, incluidos los miembros de la UE como Rumania.

La Comisión Europea dijo que desplegará un equipo de expertos este fin de semana para coordinar con las autoridades belgas los casos de peste porcina y que el comisario de salud de la UE se reunirá con los ministros de las regiones belgas de Valonia y Flandes el lunes.

Un grupo de ganaderos flamencos, pidió el sacrificio de jabalíes para proteger los cerdos de granja, mientras que el Ministerio de Agricultura de Valonia dijo que prohibirá la caza en un área de 63.000 hectáreas para evitar que los jabalíes se extiendan.

“Las autoridades belgas anunciaron ayer dos casos aislados de PPA en dos jabalíes hallados muertos en el bosque en la región de Etalle”, dijo una portavoz de la Comisión en una conferencia de prensa en Bruselas, y agregó que el ejecutivo de la UE estaba en estrecho contacto con las autoridades belgas.

Proporciones pandémicas

El Ministerio de Agricultura de Francia anunció una vigilancia reforzada en cuatro condados fronterizos con Bélgica y medidas adicionales para proteger las granjas de cerdos y los mataderos.

“Este nuevo brote representa la expansión de la enfermedad, por primera vez durante la pandemia actual, en Europa occidental”, dijo Paul Sundberg, director ejecutivo del Centro de Información de Salud Porcina en los Estados Unidos.

“Este nuevo brote puede representar un nuevo cambio en la situación epidemiológica de la PPA en todo el mundo, lo que sugiere que la enfermedad puede haber alcanzado proporciones pandémicas”.

La propagación del virus ya ha provocado la matanza de cientos de miles de cerdos en Europa del Este, mientras que en China, el mayor productor de carne de cerdo del mundo, una serie de casos desde agosto ha llevado a medidas que incluyen la prohibición del transporte de animales y la alimentación desperdicio a los cerdos en las provincias afectadas.

La UE es colectivamente el segundo mayor productor de carne de cerdo del mundo después de China y el mayor exportador, con la mayor parte de su industria porcina concentrada en Alemania, Dinamarca, Francia y España.

Alemania a principios de este año emitió un decreto que permite a los cazadores disparar jabalíes durante todo el año para evitar que los animales, que pueden transmitir la PPA, pasen la infección mortal a cerdos de granja.

Los expertos dicen que el virus también puede transmitirse a través de productos alimenticios y por personas, a pesar de que no es dañino para los humanos.

Los casos más recientes en Europa podrían estar relacionados con alimentos arrojados por personas que viajaron desde zonas donde está presente la enfermedad, dijo la agencia de seguridad alimenticia de Bélgica en su comunicado.

“Cuando comienzas a tener casos a bastante distancia de los informados anteriormente, hay preocupación por todos”, dijo Justin Sherrard, estratega global de proteína animal en Rabobank.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.