En Alemania, ante la crisis en el sector porcino provocada por la Covid-19, el Gobierno federal ha puesto en marcha un plan de ayuda puente para el período de noviembre de 2020 a junio de 2021, prorrogado seguidamente de julio a diciembre de 2021 y posteriormente de enero a marzo 2022.

En función del descenso de la facturación, son posibles 3 tipos de ayudas para las granjas: ayuda del 40% de los costes fijos subvencionables en caso de descenso de las ventas del 30% al 50% del mes de financiación respecto al mes correspondiente de 2019 , el 60% de los costes fijos subvencionables en caso de caída de las ventas del 50% al 70%, y hasta el 100% de los costes fijos subvencionables en caso de caída de la facturación superior al 70%.

Para las operaciones ganaderas, los costes fijos subvencionables son, entre otros, los costes alimentarios y veterinarios, arrendamientos, impuestos sobre la propiedad, seguros, costes de alquiler de maquinaria, cargos por intereses financieros, electricidad, calefacción o agua. Se puede tener en cuenta una depreciación de hasta el 50%. Los gastos de personal se tendrán en cuenta hasta un 20% en las cuotas fijas, salvo que se abonen prestaciones parciales por desempleo. Para cada granja, deben evaluar la pérdida mensual y justificar que está 100% vinculada a la Covid-19 (cierre de restaurantes, atascos en mataderos, etc.).

La profesional porcina alemana (ISN) proporcionó otro argumento, ya que los gobiernos federales y regionales no se ponen de acuerdo sobre las responsabilidades en el descenso de la facturación de la granja, ya que hay otros factores que han podido influir, tales como la PPA o las restricciones a las exportaciones. Debido a ello, si no es posible aportar pruebas de responsabilidad total por la Covid-19 en la caída de la facturación, harán una reducción del 5% para tener en cuenta las pérdidas debidas.

Según el gobierno federal alemán, las empresas de producción porcina de toda Alemania han presentado 3.657 solicitudes de ayudas. 1.569 de ellos habían sido aprobados a principios de diciembre de 2021 por una financiación total de 123,8 millones de euros.  El límite máximo de las ayudas son de 245.000€.

Polonia

Los productores cerdos polacos también se ven afectados actualmente por un cambio estructural sin precedentes: más de 30.000 granjas porcinas del país ya han abandona la actividad desde principios de 2021.

En este contexto, Polonia ha autorizado apoyar a sus productores afectados por la crisis de la Covid-19 con una ayuda económica de 88 millones de euros, aprobadas dentro del marco de las ayudas especiales europeas por los efectos de la Covid-19, las cuales serán concedidas en forma de subvenciones directas.

Específicamente, la ayuda va destinada a las “micro, pequeñas y medianas empresas” que producen lechones. La Comisión ha determinado que la ayuda abonada el Gobierno no debe superar la cantidad de 290.000€/Beneficiario y debe concederse antes del 30 de junio de 2022.

Francia

El Gobierno francés también ha aprobado un paquete de ayuda de 270 millones de euros para los productores de cerdos, quienes afrontan una crisis causada por el fuerte aumento de los precio de gastos y el hundimiento de la cotización de la carne de cerdo (pasando de de 1,53€ en junio, a 1,24€ en la actualidad), enfrentándose al recorte de precios más fuerte jamás sufrido en los últimos 30 años, ya que mientras que el precio pagado al productor ha caído un 14% en un año para una explotación media, los costes han aumentado un 27%.

El Instituto Francés del Cerdo (IFP) calcula que los ganaderos franceses han perdido 440 millones de euros en 2021.

El ministro de Agricultura, Julien Denormandie, explicó el pasado martes que las subvenciones se justifican porque hay “una crisis inédita en el sector porcino” que podría conducir a la desaparición de cerca del 30% de los ganaderos en plazo de 12 a 18 meses. Una primera partida de 75 millones de euros está prevista que se pague a los que están en peor situación en un plazo de 2-3 semanas.

La Comisión Europea justifica su rechazo a la intervención del mercado debido a que los principales productores de porcino no lo solicitan

El comisario europeo de Agricultura, Janusz Wojciechowski dio su respuesta a la carta emitida enviaron el pasado viernes el presidente de la Comisión de Agricultura de la Eurocámara y la mayoría de los grupos políticos en ella representados. En la misiva señalaban que las medidas y ayudas nacionales no son suficientes para abordar la crisis, por lo que instaban a la CE a intervenir en el mercado en la Comunitario y a usar actividades promocionales para abrir mercados.

El comisario resaltó ante los coordinadores de la Comisión de Agricultura de la Eurocámara,, compuesto por altos funcionarios responsables de la política agrícola de los Estados Miembros, que si bien 13 países han pedido medidas de mercado, otros 7, “incluidos los principales productores, como Alemania, España, Italia, Dinamarca, Países Bajos, Suecia y Finlandia no apoyaron la petición de medidas de mercado”.

Detalló que las medidas excepcionales de apoyo al mercado para cubrir pérdidas relacionadas con restricciones de movimiento y las relativas a “graves desequilibrios en los mercados” siempre han estado disponibles, “pero han sido ignoradas por los Estados Miembros y los productores”. En ese sentido, recordó que lo que 13 Estados Miembros han pedido son “medidas contra las perturbaciones de mercado”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.