Cientos de ganaderos franceses bloquearon este lunes de nuevo algunas de las principales carreteras de Bretaña y en regiones del noreste de Francia, para protestar por los bajos precios de la leche, la carne de cerdo y de vacuno y denunciar lo que consideran una “competencia desleal” de otros países europeos como España. De igual forma, el presidente de la Federación Regional de Sindicatos de Explotadores Agrícolas de Bretaña, Thierry Coué, asegura que “no se nos puede comparar con productores europeos que utilizan productos que no se nos permiten y que tienen una mano de obra más barata. La calidad no es la misma”, argumentó antes de añadir que por eso reclaman que en el etiquetado aparezca la noción “carne francesa” también en los productos elaborados, como las pizzas y las lasañas. Esa misma demanda la formuló el presidente de la Federación Francesa de Sindicatos de Explotadores Agrícolas del departamento de Mayenne, Philippe Jean.

   Como ya ocurrió la semana pasada, los ganaderos utilizaron sus tractores para transportar escombros y neumáticos que incendiaron para impedir la circulación en diversas vías como la nacional 165 entre Lorient y Lanester, la nacional 164 entre Rennes y Chateaulin o los accesos al puerto de La Rochelle.

   Los responsables de las movilizaciones reclamaban ser recibidos por el nuevo presidente de la región de Bretaña, el ministro socialista de Defensa, Jean-Yves Le Drian, y con el primer ministro, Manuel Valls.

   El titular de Agricultura, Stéphane Le Foll, que estuvo en un desplazamiento en Laval (oeste), anunció que el miércoles 27 el consejo de ministros dará su visto bueno a un ajuste de programa de ayuda al sector que se puso en marcha en julio.

El sector del porcino es el que más ha empeorado en el país vecino

    Desde esa fecha, la situación de precios ha empeorado en particular para los productores de porcino, ya que si entonces hubo un acuerdo auspiciado por el Gobierno con la distribución y una parte de los industriales para pagar 1,40 euros por kilo de carne de cerdo a los ganaderos, desde hace meses la cotización ronda los 1,10 euros.

    El presidente de la Federación Regional de Sindicatos de Explotadores Agrícolas de Bretaña, Thierry Coué, señaló que eso se explica por “un exceso de la producción en ciertos países europeos, y en particular en España”, en una entrevista publicada hoy por “Le Monde”.

    Coué se quejó de que “todos los excedentes europeos” acaben en el mercado francés, mientras que los franceses tienen “mucha dificultad para penetrar en los mercados español, belga o alemán porque todos los otros países se protegen”.

    Según su análisis, el problema de competitividad de los ganaderos franceses estriba en que están sometidos a “condiciones drásticas para la alimentación de los animales” así como un sistema fiscal y social que acarrea mayores costos.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.