Guía para la minimización de las emisiones de gases en las granjas porcinas

La producción de porcino en España está y ha estado desde siempre fuertemente vinculada al medio rural, de hecho, el 75% del censo porcino y el 45% de nuestras industrias y granjas estén ubicados en municipios de menos de 5.000 habitantes, por lo que es en este medio donde tiene una mayor incidencia el impacto económico, social y medioambiental de nuestra actividad.

Somos parte del medio rural, es nuestra casa, y como tal nuestros ganaderos y trabajadores llevan siglos viviendo y cuidando nuestras tierras y pueblos, nuestros paisajes y ecosistemas, nuestras aguas y nuestro aire. Protegemos el entorno en el que desarrollamos nuestra actividad.

Para el sector porcino español, la lucha contra el cambio climático es la lucha por su propia esencia, por la defensa del entorno en el que se desarrolla su actividad. Estamos comprometidos con el cuidado de la naturaleza y del medio ambiente desde hace mucho tiempo, porque de ello depende nuestro futuro y el de nuestros hijos.

Y como muestra, hay que destacar que, a pesar de ocupar un porcentaje importante de territorio y generar una actividad con muchos centros de producción y centenares de miles de puestos de trabajo, nuestro peso sobre el conjunto de emisiones nacionales de Gases de Efecto Invernadero (GEI) es de apenas el 2%, muy por debajo de lo que se quiere hacer creer a la opinión pública.

Además, las emisiones GEI del sector porcino se vienen reduciendo año tras año gracias a unos profesionales concienciados y comprometidos que han logrado grandes avances también en ahorro de agua y energía, en la reutilización de purines o en la mejora del manejo y alimentación del ganado para reducir la contaminación.

Con todo, existe un importante margen de mejora, y es evidente que el sector porcino tiene que seguir avanzando en la reducción de la contaminación medioambiental con las miras puestas en alcanzar de aquí al año 2050 un impacto climático neutro.

Esta Guía para minimización de las emisiones de gases en las granjas porcinas, es un buen ejemplo no solo de trabajo que el sector porcino realiza, ya que recoge y analiza la situación actual en materia medioambiental, sino que además propone una serie de estrategias para la reducción efectiva de emisiones, que de buen seguro se convertirán en una herramienta muy eficaz para seguir avanzando hacia nuestros objetivos.

La lucha contra el cambio climático es un compromiso real de todo el sector porcino, que desde INTERPORC plasmamos formando parte de la Red Española del Pacto Mundial, apoyando todas sus actividades y trabajando de forma activa en 10 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para ayudar a transformar nuestro mundo para el Desarrollo Sostenible de cara a 2020.

No un lugar en todo el mundo en el que el sector porcino cumpla con una legislación más exigente con el cuidado del entorno que el nuestro. Y además, nos gusta que sea así, porque estamos orgullosos de nuestro trabajo y de hacerlo cada vez mejor y de forma más sostenible.

[gview file=»https://infoiberico.com/wp-content/uploads/2020/11/Guia-para-la-minimizacion-de-las-emisiones-gases-granjas-Noviembre20.pdf»]


Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.