Ante el aumento de bloqueos, restricciones y limitaciones de redes sociales, le sugerimos que se suscriba mediante correo electrónico para recibir las publicaciones de infoiberico.com de forma segura, al instante y gratuitamente

Loading

Hábitos de consumo, conocimiento y barreras del jamón ibérico en España, Francia y Alemania

📰🐷🔊 ¡AHORA PUEDE ESCUCHAR LAS PUBLICACIONES DE INFOIBERICO.COM AQUÍ! 👇

La Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (ASICI) ha impulsado un estudio con la idea de determinar el conocimiento existente en torno al jamón ibérico y su vinculación con la península ibérica y con la cultura española, así como conocer los hábitos de consumo de los productos ibéricos en diferentes mercados estratégicos para el sector, como España, Francia y Alemania. Según ASICI, el estudio de opinión ha puesto de manifiesto, entre otras ideas, la asociación existente entre los productos ibéricos y la cultura española, las principales barreras a las que se enfrenta el consumidor a la hora de incluirlo en su dieta, o la creciente importancia de la sostenibilidad y el bienestar animal en la decisión de compra.

Según José Pablo Ferrándiz, director de Opinión Pública de la plataforma, el estudio “demuestra la gran potencialidad que tiene el jamón ibérico, tanto a nivel nacional como internacional”. Un potencial que, según Ferrándiz, “queda resumido en la diferenciación del producto en torno al sabor, la calidad, el origen, la vinculación con la cultura española y el placer como grandes bases para aumentar la presencia del producto en los mercados internacionales».

El estudio deja patente la asociación natural del jamón ibérico con la cultura gastronómica española en los 3 países, lo que representa un valor intrínseco para el producto y que debe ser explotado a la hora de tener presencia en el extranjero: un 93% de los españoles y franceses, y un 89% de los alemanes así lo señalan. Por tanto, se puede afirmar que el consumidor asocia fuertemente el jamón ibérico a la cultura gastronómica española y a su origen español.

Asimismo, las respuestas obtenidas confirman que los españoles son los que mayor conocimiento tienen sobre el jamón ibérico, con un 82% de los encuestados que afirman saber diferenciar un jamón ibérico del que no lo es. Sin embargo, también reflejan que aún existe cierto desconocimiento sobre el sistema de precintos de colores que identifican a un jamón ibérico, con un 62% de consumidores que afirman desconocerlos. En cuanto a Francia y Alemania, los niveles de conocimiento del jamón ibérico no alcanzan cuotas tan elevadas como en España, pero destaca la notoriedad del ibérico alcanzada en ambos países en comparación con otros productos curados, con un 31% de consumidores alemanes y un 27% de franceses que confirman conocerlo.

Por otro lado, el estudio muestra cómo el sabor, origen o etiquetado, son algunas de las variables más diferenciadoras del jamón ibérico tanto en Alemania como Francia, aunque el precio y la disponibilidad son 2 barreras importantes para su consumo fuera de nuestro país. El sabor es el principal factor de compra en los 3 países para un 78% de los encuestados en España, un 68% en Alemania y un 46% en Francia. Mientras que en España se asocia más al placer de disfrutar un alimento de calidad (82%), en Francia y Alemania se relaciona con celebraciones puntuales (28% y 29% respectivamente).

En cuanto a su consumo, para la mayoría de los encuestados de los 3 mercados, el formato preferido es principalmente el loncheado, dadas las barreras y dificultades que presenta el consumo de la pieza entera en hogar y que guardan relación con la no disponibilidad de los utensilios necesarios para el corte o la falta de conocimiento en técnicas de corte a cuchillo.

El consumo se realiza mayoritariamente en casa (un 91% de los españoles así lo afirma), siendo la cena el momento del día más destacado para el 66% de los encuestados. Las tapas y los bocadillos son los formatos favoritos para degustar jamón ibérico: la tapa es el formato preferido para el 83% de los encuestados, mientras que los bocadillos lo son para el 57%. Así, podemos afirmar que una tapa de jamón ibérico durante la cena a modo de acompañamiento es el contexto preferido por los españoles para degustar este exclusivo producto.

Por último, señalar que el precio se posiciona como una de las grandes barreras en el consumo de productos ibéricos en España, pero no lo es tanto en Francia y Alemania (un 93% en España, frente a un 45% y 26% en Francia y Alemania respectivamente). En el caso concreto del mercado alemán, la disponibilidad se consagra como la principal barrera.

Adicionalmente, la disposición de un sello de bienestar animal empieza a tener relevancia para los consumidores (un 36% en España y Alemania lo demandan, por un 17% en Francia). Un aspecto que ha tenido en cuenta el sector en la creación del sello Ibérico Animal Welfare (IBAW), una marca de certificación que garantiza estándares de bienestar animal aún más exigentes que los marcados por las normativas europea y nacional, y transmite el compromiso del sector con la calidad y la transparencia para adaptarse también a las nuevas tendencias del mercado.

Si se atiende a la totalidad de encuestados procedentes de España, el 85% afirma haber comprado jamón ibérico en el último año. Por regiones, sur y Canarias con un 89% de compradores en el último año, y el centro peninsular con un 87%, se posicionan como las regiones más destacadas en este ámbito, lo que muestra que aquellos territorios con mayor producción de jamón ibérico son aquellos en los que más se consume el producto.

En Francia y Alemania, los resultados son muy diferentes. En Francia, el 54% de encuestados afirma haber comprado jamón ibérico en dicho periodo. Por su parte, en Alemania el 62% de encuestados confirman haberlo comprado. Esto demuestra que tanto unos como otros muestran interés por el producto, ya que un 84% de franceses y un 81% de alemanes afirma comprar algún tipo de jamón curado. Aun así, la falta de información, de disponibilidad y el precio dificultan en gran medida tanto su compra como su consumo.

Para Raúl García, presidente de ASICI, “con el mercado nacional ganando compradores, y con un sector moderno, resiliente y eficiente, comprometido con la generación de vida en las zonas rurales y capaz de competir con la calidad, trazabilidad, seguridad alimentaria y bienestar animal como garantías en cualquier parte del mundo, es el momento de apostar por la internacionalización para garantizar la competitividad y el futuro del sector. Asimismo, García ha señalado que “podría resultar paradójico hacer un estudio de opinión sobre uno de los productos más emblemáticos y reconocidos de la gastronomía mundial, pero creemos que es necesario para reforzar el reto de la internacionalización que ha emprendido el sector desde hace ya varios años”. El estudio presentado confirma el éxito del jamón ibérico en su expansión internacional como producto gourmet único, con un futuro brillante, adaptándose a las nuevas tendencias de consumo.

Fuente: ASICI

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.