La Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) colabora en el impulso del proyecto piloto de humedales artificiales como reductores de emisiones de gases de efecto invernadero, a través de la valorización del purín como recurso agrícola.

La implantación de este sistema es fruto del trabajo realizado durante 5 años en la Cátedra en Gestión Medioambiental Sostenible de la Producción Porcina, que la empresa ganadera lleva a cabo en la Red de Cátedras de la Universidad Politécnica de Cartagena.

La cátedra está dirigida por el investigador Ángel Faz, especializado en tratamiento, valoración y gestión de subproductos orgánicos derivados de la producción porcina y la rehabilitación ambiental.

El objetivo final de la cátedra es que estas granjas del futuro dispongan de los sistemas de tratamiento de purines en origen. De esta forma, las instalaciones aprovechan las propiedades nutritivas del purín de cerdo para fertilizar el suelo, aumentar la producción agrícola como abono orgánico mineral y reducir así el uso de fertilizantes inorgánicos hasta en un 80% en cultivos de cereales de secano.

Además, depuran esas aguas y las reutilizan. Este sistema conlleva también una reducción importante de las emisiones de gases de efecto invernadero y amoniaco y metano, que se reducen prácticamente en su totalidad en las celdas de humedales, según concluyen los resultados de la cátedra.

El procedimiento consiste en la separación sólido-líquida del purín y una posterior depuración con biofiltros. Las diferentes fases del sistema consisten en técnicas implantadas que están validadas a escala nacional y consideradas como MTD (Mejora Técnica Disponible).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.