La Peste Porcina Africana (PPA) y los actuales mercados turbulentos han provocado en el sector el abandono de muchos productores porcinos polacos en los últimos 7 años. Muchas granjas pequeñas han abandonado debido a los crecientes requisitos de bioseguridad y el censo porcino de Polonia se ha mantenido estable.

El número de granjas se ha reducido a casi la mitad desde 2014

Según el Ministerio de Agricultura de Varsovia, en 2014, cuando se detectó la PPA por primera vez en Polonia, había 179.000 granjas familiares que totalizaban alrededor de 10,5 millones de cerdos en todo el país, lo que significaba una media de 59 cerdos por granja. Para 2019, el número de explotaciones porcinas había disminuido a 116.000. A mediados de 2021, las autoridades aún contabilizaron 92.000 granjas, lo que corresponde a una disminución de casi la mitad en comparación con 2014.

La PPA está obligando al cese de muchas granjas

El viceministro de Agricultura de Polonia, Szymon Giżyński, señaló que el número total de cerdos se mantuvo casi igual durante este período. Él atribuye la retirada de muchos pequeños productores y el crecimiento simultáneo del tamaño de las granjas. Estos cambios se han propiciado principalmente por la necesidad cada vez mayor en términos de bioseguridad y prevención de enfermedades. La profesionalización necesaria para ello se ha traducido en una creciente presión competitiva hacia granjas de mayor tamaño. Cada vez es más difícil para las granjas pequeñas cumplir con los requisitos en estos puntos, explicó Giżyński.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.