La interproveedora Industrias Cárnicas Loriente Piqueras (Incarlopsa) lleva apareciendo varios meses en los noticieros.

En febrero de este año, Emilio Loriente, de Incarlopsa, tras la polémica generada por la emisión del programa Stranger Pigs, de Salvados, en el que se mostraban cerdos deformes, con tumores y en un estado de salud lamentable, aseguró que la cría de cerdos en la dehesa “está muy bien vista pero es una guarrería”. “Está mucho más controlada la ganadería intensiva. Hemos hecho pruebas de todo tipo. Y del cerdo, lo bueno es lo que come. Si le das un buen pienso hay control y está mejor que en el campo comiendo lo que se pueda: una rata, un pájaro”, declaró el empresario a Eldiario.es.

Hoy, Incarlopsa ha anunciado la compra de la planta de la onubense Jamones y Embutidos Jabugo, localizada en la localidad de El Repilado, en el marco del proceso de liquidación y venta de la unidad productiva de la última. La unidad productiva está formada por una fábrica que consiste en un secadero de dos plantas, con 4.000 m2 totales, con una capacidad de despiece de 500 cerdos/semanales y una capacidad de almacenamiento de unas 130.000 piezas. Al respecto, Clemente Loriente, consejero delegado de la interproveedora, ha señalado que con la compra en Jabugo “avanzamos en el desarrollo del sector ibérico; aumentamos nuestra capacidad productiva manteniendo nuestra identidad de máxima calidad y mejor precio”.

Se trata, por tanto, de la segunda instalación de productos de cerdo ibérico de Incarlopsa, que ya se hacía con otra fábrica en Salamanca hace cinco años. Incarlopsa entraba en el mercado de ibérico en el ejercicio 2012 con la marca ‘La Hacienda del Ibérico’, al convertirse en interproveedor de esa gama para Mercadona, cadena a la que provee también de jamón curado blanco, salchichas cocidas y, desde 2017, de parte de la gama de carnes frescas de porcino y ovino. Para el desarrollo de su actividad en ibérico, dispone de una planta para elaborados, situada en Guijuelo (Salamanca), preparada para procesar 1.000 animales diarios y con capacidad para 800.000 jamones en estancia, una instalación que fue adquirida al grupo Canpipork en 2013, tras un año explotándola en alquiler. Desde entonces, Incarlopsa se ha convertido en uno de los principales actores del mercado de ibérico y, en 2016, sumó un nuevo crecimiento de casi un 14% en ventas por productos de cerdo ibérico. En total, a cierre de 2017, la interproveedora registró uno de los mayores incrementos de facturación de su historia, hasta los 678,5 M€. El pasado mes de abril fue objeto de varias informaciones que apuntaban el interés de grupos internacionales (chinos, rusos y norteamericanos) por invertir en la compañía, a la que habían planteado diversas ofertas. Entonces se desmintió que existiese un proceso de venta al grupo chino Kam Fung.

En concurso desde hace tres años

Jamones y Embutidos Jabugo, sala de despiece, fundición grasas y fábrica de elaborados de ibérico, fue declarada en concurso en noviembre de 2015 con un pasivo de 2,5 M€, de ellos 1,2 M correspondientes a Banco Santander y Banco Popular, titulares de la primera y segunda hipoteca, respectivamente. La compañía no logró la aprobación de su convenio y Banco Santander inició los trámites para subastar la instalación, lo que obligó a la apertura de liquidación y a la venta directa de la unidad productiva.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.