Ante el aumento de bloqueos, restricciones y limitaciones de redes sociales, le sugerimos que se suscriba mediante correo electrónico para recibir las publicaciones de infoiberico.com de forma segura, al instante y gratuitamente

Loading

Incierto crecimiento para las exportaciones españolas de carne de cerdo en 2021

Desde el inicio del Estado de Alarma declarado en España (del 14 de marzo al 21 de junio) por la crisis de la Covid-19, el consumo de carnes más baratas en los hogares españoles se incrementó como consecuencia de los menores ingresos tras la pausa de la actividad económica durante las medidas de confinamiento. Actualmente, las carnes más consumidas en España son el pollo, cerdo blanco y derivados, carne picada y ternera de menor calidad. Por el contrario, la demanda de productos cárnicos de alta gama como lechones, ovinos, caprinos, ibéricos y cortes de carne de alto valor ha disminuido fuertemente desde el 14 de marzo. Por lo tanto, el aumento en el consumo de carne en los hogares durante el confinamiento no compensó la pérdida de ventas tradicionales a través del sector hotelero, celebraciones, eventos y turismo.

Se espera que la producción porcina española continúe creciendo en 2020 y 2021 impulsada por las fuertes exportaciones de carne de cerdo. Afortunadamente, la industria porcina española no enfrentó un número significativo de casos positivos de Covid-19 y la capacidad porcina en las instalaciones porcinas españolas no se vio afectada. Durante el primer semestre de 2020 y a pesar de la pandemia de la Covid-19, las exportaciones españolas de carne de cerdo a países no pertenecientes a la UE se mantuvieron fuertes aunque enfrentaron una alta competencia en el mercado mundial de la carne de cerdo. Los precios del cerdo español se mantienen en 1,3€/kg, igual que la media de 2015-2019. En el mismo período de tiempo, se aprobaron 8 nuevas industrias españolas para exportar carne y productos porcinos a China, aumentando el número total de establecimientos españoles elegibles a 57. En los primeros 5 meses de 2020, China siguió siendo el primer mercado para la carne de cerdo española siguiendo la tendencia de 2019 y superando los principales destinos de exportación de la UE, como Francia, Italia y Portugal. Durante este período, las exportaciones de España a China crecieron un 121% en volumen y un 191% en valor, en comparación con el mismo período del año pasado. Por el contrario, en este período, las exportaciones españolas de carne de cerdo al mercado estadounidense cayeron casi un 80% en volumen y un 53% en valor. La disminución de las exportaciones se debió principalmente a los aranceles estadounidenses adicionales sobre la carne de cerdo congelada en respuesta al caso de la OMC contra los subsidios a los aviones de la UE y la pausa temporal del sector debido a la Covid-19.

El 10 de septiembre, Alemania confirmó el primer caso positivo de Peste Porcina Africana (PPA) en un jabalí. Esto puede resultar en una reducción de los precios de los cerdos y porcinos en la UE e interrumpir el flujo comercial actual. China y otros países asiáticos ya han prohibido las importaciones de carne de cerdo alemana, lo que puede expandir aún más las exportaciones de carne de cerdo española a estos países. Por el contrario, un excedente de carne de cerdo alemana en la UE puede afectar negativamente a las exportaciones de carne de cerdo española a otros países europeos. Además, las importaciones españolas de carne de cerdo de otros socios de la UE pueden aumentar a medida que los procesadores de carne de cerdo españoles que ya enfrentan escasez de suministros internos aprovechan los precios más bajos de la carne de cerdo de la UE. Para evitar una afluencia masiva de importaciones de cerdos vivos de menor precio para el sacrificio, el gobierno español tiene la intención de reforzar las medidas de control en la frontera para mantener las medidas sanitarias de los cerdos españoles. El gobierno español también ha anunciado que tomará medidas para garantizar que la carne de cerdo de Alemania no se desvíe a otros paises a través de España, ya que esto podría tener graves consecuencias para las exportaciones españolas.

Cerdo y productos del cerdo

En 2019, la producción y el sacrificio de cerdos españoles alcanzaron nuevos niveles récord con casi 53 millones de cerdos sacrificados y 4,6 millones de toneladas de carne de cerdo, lo que representó un aumento del 1,3 y 2,4% respectivamente. La relación lechones/cerda es de 27 para los cerdos blancos españoles y de 13-15 para las cerdas ibéricas, lo que da una media de 21 lechones/cerda. En 2020, el total de cerdas y su censo porcino siguió creciendo. Según datos oficiales españoles, durante el primer semestre de 2020, la matanza porcina continuó su tendencia creciente, aumentando un 3,2% y la producción de carne de cerdo aumentó un 5,5%. En 2020, según fuentes porcinas españolas, el sacrificio total de cerdos puede llegar a 54 millones y la producción de carne de cerdo a 4,7 millones de toneladas. Los observadores de la industria española estiman que para 2021, la producción porcina española seguirá aumentando ligeramente en un 0,75%, ya que el crecimiento esperado en la producción de cerdo blanco compensará la caída del sector porcino ibérico. Esto puede resultar en 54,4 millones de animales sacrificados y 4,8 millones de toneladas de carne de cerdo con niveles récord de peso en canal. Este continuo aumento de la producción porcina española responde a la demanda externa de carne de cerdo, principalmente de Asia.

Los productos ibéricos como jamón, lomo, embutidos y cortes especiales de carne de cerdo ibérico se destinan principalmente a hostelería, restauración, celebraciones y turismo. Durante el período de confinamiento, la demanda de productos ibéricos de alta gama de los hogares españoles fue extremadamente baja. En ese momento, la industria española del cerdo ibérico solicitó el apoyo del Ministerio de Agricultura (MAPA) para el almacenamiento privado hasta que el sector de la hostelería reanudara sus operaciones normales. Para ayudar al sector ibérico, MAPA asignó 10 millones de euros para reducir la producción de cerdo ibérico y reequilibrar el mercado. La producción ibérica representa actualmente el 10% del total de la producción porcina española. Además, la comercialización de lechones durante el confinamiento fue extremadamente difícil ya que el producto no se consume comúnmente en el hogar y no existen usos alternativos para este tipo de carne de lechón. Cada año, alrededor del 3% del total de las matanzas de cerdos españoles son lechones. Aproximadamente el 95% de los lechones se comercializan para el sector de la hostelería y el 5% para eventos y celebraciones. Por tanto, el mercado siguió siendo insignificante durante el período de confinamiento.

Según los productores de carne de cerdo españoles, durante la pandemia de Covid-19, el sector porcino español trabajó a su capacidad normal para satisfacer la demanda nacional y de exportación. El 12 de marzo de 2020 (2 días antes de la declaración del Estado de Alarma) los precios del cerdo español alcanzaron niveles récord. Niveles sin precedentes de exportaciones españolas de carne de cerdo a Asia presionaron los suministros internos, lo que provocó que los precios de la carne de cerdo comenzaran a subir en 2019. Sin embargo, debido a la pérdida de actividad en el canal Horeca, la amplia oferta de carne de cerdo presionó a la baja los precios de la carne de cerdo durante el Estado de alarma. Durante la semana del 18 de mayo, los precios de la carne de cerdo cayeron un 20% desde el comienzo del confinamiento, pero se mantuvieron en los niveles de precios promedio de 2015-2019. Tras la reapertura del sector de la hostelería en España y el resto de la UE, los precios del cerdo español se mantuvieron estables en el nivel medio de precios 2015-2019 hasta la semana del 22 de junio. Hasta la semana del 24 de septiembre, los precios del cerdo español se estabilizaron a 1,3€/kg al mismo nivel del precio medio 2015-2019.

Además, China continúa ejerciendo presión sobre el precio de la carne de cerdo española, ya que los precios de la carne de cerdo de EE.UU. y Canadá siguen siendo mucho más bajos que los precios de la UE (ver gráfico 1) y como se muestra en el observatorio de carne del mercado de la UE. El sector porcino español también destacó la dinámica actual en la relación comercial entre EE.UU. y China como otra variable que agrega incertidumbre al mercado. Además, el sector porcino español y la administración española continúan monitoreando e implementando medidas de prevención para evitar la reentrada de la PPA en territorio español. La industria informa que la prevención de la PPA sigue siendo una de sus principales prioridades para apoyar las exportaciones españolas.

Actualmente, España mantiene los niveles más altos de medidas y estándares de bioseguridad en el sector porcino. España erradicó con éxito la PPA en 1995 después de 35 años de tratar la enfermedad. Este trabajo previo ayudó al gobierno español y a la industria porcina a avanzar implementando importantes medidas de bioseguridad. Además, el sector porcino español afirma que la imagen del sector porcino español en China es muy positiva. Esta imagen positiva se vio reforzada después de que China impusiera una prohibición a las importaciones de otros proveedores europeos después de que surgieran informes de alta incidencia de casos de Covid-19 en mataderos del norte de Europa.

Durante el primer semestre de 2020, España envió a China el 18 % de la producción porcina española. Uno de los establecimientos recientemente aprobados está posicionado para ser la instalación de procesamiento de carne de cerdo más grande de Europa para finales de 2020 o principios de 2021 (con 30.000 cerdos sacrificados por día). Esta instalación porcina espera agregar un estimado de 25.000 toneladas (por valor de 70 millones de dólares) en exportaciones mensuales de carne de cerdo española a China.

Según el Trade Data Monitor (TDM), en 2019 las exportaciones totales de carne de cerdo españolas aumentaron un 22% en valor y un 12% en volumen. El 55% de las exportaciones españolas se destinaron a la UE y el 45% a mercados extracomunitarios. En 2019, las exportaciones de carne de cerdo de España a China crecieron un 110%, hasta las 516.340 toneladas y alcanzaron niveles récord valorados en 1.200 millones de dólares. El mercado chino absorbió el 23% del total de las exportaciones españolas de carne de cerdo y se convirtió en el primer destino de exportación de carne de cerdo de España tanto en volumen como en valor. Los principales cortes de cerdo españoles exportados a China en 2019 y en los primeros 5 meses de 2020 fueron carne congelada, jamones y paletas deshuesados, canal de cerdo congelado y carne de cerdo fresca.

En los primeros 5 meses de 2020, el volumen total de las exportaciones de carne de cerdo española siguió creciendo en casi un 11% en comparación con el mismo período del año pasado a pesar de la crisis de la Covid-19. Mientras tanto, las exportaciones españolas de carne de cerdo a los mercados de la UE disminuyeron (ver gráfico 2). En términos de valor, las exportaciones totales de carne de cerdo de España crecieron un 26%, valoradas en 2.700 millones de dólares. Durante este período, el volumen de las exportaciones españolas de carne de cerdo a China siguió creciendo en un 121% y valorado en 856 millones de dólares. Este volumen de exportación superó con creces a los enviados a Francia, actualmente el segundo gran destino de la carne de cerdo española. Otros mercados importantes para la carne de cerdo española siguen siendo Japón, Corea del Sur, Filipinas, Taiwán, Hong Kong, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Singapur, Vietnam y Canadá. Las exportaciones de carne de cerdo de España a estos mercados disminuyeron debido a la pausa en la actividad económica provocada por COVID-19. En 2019, las exportaciones españolas de carne de cerdo a EE.UU. se mantuvieron estables; sin embargo, en los primeros 5 meses de 2020, las exportaciones a los EE.UU. cayeron casi un 80% en volumen y un 53% en valor, en comparación con el mismo período del año pasado. La fuerte caída fue el resultado de los aranceles adicionales estadounidenses sobre la carne de cerdo congelada española.

El 12 de septiembre, China prohibió las importaciones de carne de cerdo alemana debido a sus brotes de PPA. Esta acción siguió a medidas similares tomadas por Corea del Sur, Japón, Singapur y Argentina para cerrar sus mercados a la carne de cerdo alemana. Estas medidas pueden fomentar las exportaciones españolas de carne de cerdo a Asia (más allá de China), ya que podrían compensar la brecha en los suministros alemanes. Por el contrario, el excedente esperado de carne de cerdo de la UE puede reducir las exportaciones de carne de cerdo española a otros países de la UE. La zona euro absorbe actualmente alrededor del 50% del total de las exportaciones de carne de cerdo españolas.

El sector porcino español está cada vez más preocupado por el estado sanitario de los cerdos españoles, ya que la reducción de los precios del cerdo debido a la PPA puede resultar en un aumento de las importaciones de cerdos vivos de la UE en España. Actualmente, las importaciones españolas de porcinos vivos rondan los 1,5 millones de cabezas procedentes principalmente de los Países Bajos, Francia, Portugal y Dinamarca. Por ello, MAPA, ha reforzado las medidas de control en la frontera y España reforzará su vigilancia de los movimientos de animales vivos. En apoyo a estos esfuerzos, las Asociaciones Españolas de Porcino ha pedido al sector que limite al máximo la entrada de cerdos vivos a España, pidió cautela y reiteró la importancia de mantener la salud actual de los cerdos españoles para proteger los mercados de exportación. El gobierno español ha anunciado medidas para garantizar que la carne de cerdo de Alemania no se desvíe a través de España, ya que esto podría tener graves consecuencias para las exportaciones españolas. Los terceros países importadores de carne de cerdo exigen certificados sanitarios que limiten el origen de la carne de cerdo únicamente a España o aquellos países que hayan sido previamente reconocidos por el tercer país importador.

En 2020, los observadores de la industria porcina española esperan que las exportaciones españolas de carne de cerdo a países no pertenecientes a la UE sigan creciendo. Sin embargo, dadas las incertidumbres actuales en el mercado mundial de la carne de cerdo y el repunte esperado de la producción de carne de cerdo en China, el crecimiento adicional de las exportaciones totales de carne de cerdo españolas sigue siendo incierto para 2021.

En cuanto a las importaciones españolas de carne de cerdo, el 98% de las importaciones provienen de otros países de la UE, valoradas en 290 millones de dólares en 2019. Las importaciones de carne de cerdo de España, como carne de cerdo congelada de origen no comunitario, se valoraron en 6 millones de dólares y se envían principalmente desde China, Nueva Zelanda, Noruega y Chile. Además, en 2020, las importaciones de carne de cerdo de España de la UE pueden aumentar debido a la caída en el precio de la carne de cerdo de la UE debido al brote de PPA en Alemania y la actual escasez de oferta de carne de cerdo española.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.