Ante el aumento de bloqueos, restricciones y limitaciones de redes sociales, le sugerimos que se suscriba mediante correo electrónico para recibir las publicaciones de infoiberico.com de forma segura, al instante y gratuitamente

Loading

Jarc reclama revisar los contratos de integración de los ganaderos porcinos catalanes

Joves Agricultors i Ramaders de Catalunya (Jarc) ha reclamado que se revisen los contratos de integración de los ganaderos del sector porcino «aprovechando el buen momento del sector» para aumentar el precio que se percibe por cerdo engordado.

Según la entidad, mientras que el margen de los ganaderos no integrados fue de cerca de 23,26€/Cerdo en 2020, los integrados, es decir, los que ha pactado el precio por cabeza, cobran entre 12-14€ «en el mejor de los casos», según un comunicado remitido este pasado viernes.

La Asociación asegura que el contrato de integración homologado se publicó el pasado diciembre «sin que Jarc hubiera tenido constancia de que se trabajaba en su inminente publicación».

Por ello, ha pedido por escrito a la Generalitat la modificación del documento para incluir que el integrador se haga cargo de los costes de gestión de las deyecciones y del servicio de retirada de cadáveres siempre que no haya negligencia, además de fijar la indemnización de la persona integrada.

Jarc ha destacado que 2020 fue un año «de bonanza» a pesar de que la pandemia frenó las previsiones iniciales y dejó el precio medio por kilo vivo en 1,324€/kg en Mercolleida, por debajo de los 1,357€ por registrados en 2019.

PORCAT ve insuficiente las soluciones del Departamento de Agricultura para ayudar a los ganaderos en la gestión de las deyecciones

La Asociación Catalana de Productores de Porcino (PORCAT) ve insuficiente la guía que presentó el pasado mes de diciembre el Departament d’ Agricultura en su apuesta por contribuir en la adaptación de nuevos sistemas de tratamiento de deyecciones ganaderas en las explotaciones catalanas.

El documento elaborado por el DARP recoge los sistemas de tratamiento en las explotaciones que se consideran consolidados para que el ganadero las pueda adoptar. Sin embargo, PORCAT cree que para aplicar nuevos tratamientos en las granjas, no es suficiente con consejos teóricos, sino que hay que tener en cuenta otros aspectos relevantes.

«Valoramos positivamente la difusión de esta guía, pero consideramos que la aplicación de los tratamientos que se plantean no dependen sólo de cuestiones puramente técnicas, sino que hay que tener en cuenta otros aspectos importantes como la inversión económica de cada tratamiento y su viabilidad legal», manifiesta Ricard Parés, director de PORCAT.

La asociación afirma que uno de los principales impedimentos que ha supuesto el no poder invertir en nuevos sistemas de tratamiento ha sido el cumplimiento con las distancias mínimas de estos sistemas, una normativa que se recoge en el Decret 153/2019, en su anexo 3.1.

Otra incongruencia que ve PORCAT es la prohibición de la tierra como tratamiento del purín que, a pesar de ser reconocida como la mejor opción ambiental por su condición fertilizante, el mismo Decret 153/2019 establece limitaciones en la aplicación del purín a la tierra.

Para lograr la sostenibilidad de la producción y la viabilidad económica de las granjas, los productores de porcino piden que el Departament d’Agricultura y el de Territori vayan de la mano. «Por más que se quieran potenciar los sistemas de tratamiento, no servirá de nada si el Departament de Territori establece limitaciones burocráticas que impiden cualquier tipo de inversión en las explotaciones porcinas», lamenta Parés.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.