Los datos de producción de diciembre de Eurostat ayudan a pintar la imagen de lo sucedido en el sector porcino de la Unión Europea en 2021. En resumen, el comercio fue más bajo, especialmente en la 2ª mitad del año, ya que la demanda de China cayó, por lo que el aumento de la producción fue consumido en el mercado intracomunitario.

La producción de carne de cerdo en la UE creció casi un 2% en 2021, hasta los 23,4 millones de toneladas, con 250 millones de cerdos sacrificados.

Producción de carne de cerdo europea

Por países, la producción cayó en Alemania un 3% interanual, se mantuvo estable en Polonia y Francia, y creció en los Países Bajos (3%), Dinamarca (8%) y España (4%). España continuó liderando la producción europea de la carne de cerdo con 5,2 millones de toneladas, gran parte respaldada por las exportaciones a China. Aparentemente, los exportadores españoles han sido más visibles en las ferias comerciales, con la intención de expandir los mercados a los que suministran.

Balance de carne de cerdo de la UE (2021 vs. 2020)

Aunque el censo porcino de la UE mostró una disminución interanual en diciembre, la mayor parte de la caída se produjo en los cerdos más pesados, con una disminución relativamente menor en los lechones.  También se cree que algunos cerdos se han retenido en previsión de precios más altos, lo que reduce aún más los suministros actuales, al retrasar las matanzas.

De ser cierto que los productores han contenido los animales, la escasez actual de cerdos para matanzas podría disminuir pronto. Si los informes de suministros de carne de cerdo del mercado de la UE también son ciertos, estos factores provocarían una debilidad en los precios del cerdo, por lo que hay cautela de que el aumento actual en los precios del cerdo pueda ser de corta duración.

Suministros disponibles para el consumo

Sin embargo, en el otro lado de la ecuación, el aumento de la demanda durante 2021 en general fue estable y contribuyó en gran medida a absorber el producto que hasta hace poco se destinaba a China. Aunque la actual demanda intracomunitaria no está en los niveles vistos de principios de 2019, hay que tener en cuenta que para volver a dichos niveles, la inflación de precios en todas partes y la disposición a pagar de los consumidores es el principal factor a tener en cuenta. Por ahora, los informes sugieren que los precios más altos en la granja y otros costes más altos en la cadena de suministro que se están trasladando al consumidor, aún no está disuadiendo las ventas de carne de cerdo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.