¡Suscríbase y reciba las publicaciones en su correo electrónico de forma segura, al instante y gratuitamente!

Loading

La carne de cerdo se acumula en Europa a medida que el Covid-19 y la PPA reducen las ventas

Exceso de carne de cerdo en Europa

Alemania, el principal productor de cerdo de la Unión Europea, ha sido excluida de los principales mercados de Asia desde la aparición de la Peste Porcina Africana (PPA) el pasado mes de septiembre entre la población de jabalíes. Eso está dejando un excedente en el continente justo cuando se toman medidas preventivas contra la Covid-19, lo que conlleva el cierre de los restaurantes y la disminución de las ventas.

En Alemania, los precios de los cerdos se han desplomado más de un 40% por debajo de los niveles de marzo y los precios de las canales son los más bajos desde 2016. Si bien, muchos exportadores europeos todavía se benefician de las importaciones de China, las plantas en algunos países europeos también enfrentan a restricciones sobre la exportación. Las ralentizaciones del procesamiento cárnico, relacionado con los virus también han dejado un atraso de cientos de miles de cerdos en las granjas alemanas.

Los productores alemanes están perdiendo alrededor de 60€/Animal, y algunos pueden quebrar si no reciben ayuda gubernamental de emergencia, según la Asociación de Productores de Cerdos de Alemania.

Las exportaciones de carne de cerdo se desploman

Las ventas alemanas se hundieron en septiembre, cuando comenzaron los brotes de PPA. Max Green, analista de ganado, dijo: «Si bien China está absorbiendo enormes cantidades de carne de cerdo, no es suficiente para apuntalar los precios».

La UE es el mayor exportador de cerdos del mundo. Las restricciones comerciales en Alemania significa que los productores daneses están vendiendo menos animales al otro lado de la frontera, donde se suelen cebar hasta el peso de sacrificio. Los mataderos del país funcionan los fines de semana y buscan contratar nuevos trabajadores para mantenerse al día con la afluencia de cerdos, según Jais Valeur, director ejecutivo de una importante multinacional cárnica.

Rupert Claxton, director de carnes de una consultora, dijo: «La resincronización de la oferta y la demanda puede llevar al menos 6 meses. China también ha ordenado a los importadores que desinfecten todas las importaciones de productos de la cadena de frío, lo que agrega complicaciones al comercio».

«El Covid-19 sigue siendo un desconocido, por lo que es muy difícil equilibrar algo que sigue está en continuo cambio», dijo Claxton.

Las prohibiciones de exportación de carne de cerdo en Alemania podrían durar al menos un año, según los expertos.

Demanda decreciente

El consumo de carne de cerdo en la UE podría caer al nivel más bajo en al menos las últimas 2 décadas.

Las ventas podrían recuperarse una vez que se levanten los cierres y los restaurantes vuelvan a abrir. La demanda de exportaciones a Asia también se mantiene fuerte, dijo Valeur. El Departamento de Agricultura de EE.UU. pronostica que el consumo de carne de cerdo en la UE aumentará un 1,3% en 2021.

La demanda de carne de cerdo probablemente sufrirá menos por los bloqueos de Europa que otros alimentos como el pollo o los mariscos, que dependen más de los restaurantes y el catering, dijo Justin Sherrard, estratega de proteínas animales. Aún así, los precios podrían permanecer bajo presión mientras los vendedores buscan nuevos mercados de exportación o buscan impulsar la demanda minorista.


Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.