Los precios de los alimentos en origen se moderaron levemente en febrero y se situaron 4,06 puntos al llegar a los consumidores el pasado mes, con una bajada de más de viente décimas respecto a enero, según el Índice de Precios en Origen y Destino de los Alimentos (IPOD) de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG). Si tradicionalmente las mayores variaciones suelen radicar en frutas y hortalizas, en esta ocasión llama la atención la evolución de precios de la carne de cerdo, que alcanza un 423%, o la de conejo (293%), un sector que está inmerso en una crisis de precios en los últimos meses. En términos generales, para los productos agrícolas, la diferencia de precio entre origen y destino fue de 4,31 veces, mientras que para los ganaderos lo calcula en 3,46 veces.

   En frutas y hortalizas, destaca la lechuga que, si bien el pasado mes de enero sufrió una diferencia de 1.088%, en febrero se moderó hasta rebajar hasta un 736%, un descenso importante en el que ha podido influir la decisión del sector destruir una parte de la producción por la caída de los precios al productor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.